betis-madrid-cedric-ozil

Se repitió la historia. Es posible que muchos béticos sintiéramos ser protagonistas de un “déjà vu” cuando anoche, minuto antes de las once, terminaba el partido con la victoria del Real Madrid por 2-1.

Tirando del típico tópico, “jugamos como nunca y perdimos como siempre”, los partidos del Betis en el Santiago Bernabéu se han convertido en un “jugamos como siempre, bien, muy bien, y perdimos también como siempre”.

Los de Pepe Mel saltaron al césped sin complejos, con el objetivo de disputar la posesión de balón a los de Ancelotti y con las ideas muy claras en ataque: robo y transiciones rápidas, con incursiones constantes por banda a cargo de Juanfran y Cedrick.

El congoleño hizo un gran partido y demostró que además de velocidad, posee otras cualidades que pueden aportar mucho al equipo esta temporada. De sus botas surgieron algunos de las mejores ocasiones del Betis y suya fue la asistencia que Jorge Molina, en el minuto 14, convirtió en el 0-1.

Tras el gol verdiblanco llegaron los mejores minutos del nuevo Betis. Verdú tuvo en sus botas el 0-2, pero no acertó con la portería cuando parecía más fácil acertar que fallar tras otra gran jugada de Cedrick Mabwati.

Poco a poco, el Real Madrid dio un paso adelante, acorraló a los béticos y dispuso de varias ocasiones muy claras para dar la vuelta al marcador. El empuje madridista hacía presagiar que el empate no tardaría en llegar y así fue. Gran pase de Isco, el mejor de su equipo ayer, para que Benzema fusilara a Andersen en el minuto 26 para hacer el 1-1.

En lugar de venirse abajo tras el gol en contra, el Betis se mostró valiente y dispuso de dos buenas ocasiones para ponerse de nuevo por delante. Un saque de esquina bien botado por Verdú fue rematado por Nosa, muy buen partido también del nigeriano, estrellando el balón en el larguero de la portería defendida por Diego López. Minutos después, un buen centro de Juanfran desde la derecha a punto estuvo de ser rematado por Cedrick, que tras adelantarse a Carvajal pidió penalti del lateral diestro que, vista la repetición, parece que agarra levemente al congoleño para evitar su remate.

Empate al descanso y buena imagen la ofrecida por los de Pepe Mel en los primeros cuarenta y cinco minutos

Era difícil para el Betis mantener el nivel exhibido en la primera mitad. El cansancio hizo mella en las piernas de los verdiblancos y los cambios no surtieron el efecto buscado por Pepe Mel. Vadillo y Juan Carlos suplieron a Juanfran y Cedrick con la intención de reactivar los contragolpes y el juego por las bandas, pero ninguno de los dos lograron el objetivo.

El Real Madrid no tenía las cosas claras en ataque pero fue haciéndose con el control del juego y acercándose con peligro a las inmediaciones de Andersen.

Pepe Mel sorprendió con el tercer cambio. Entró Braian Rodríguez y en lugar de hacerlo por el delantero centro, Jorge Molina, sustituyó a Verdú. Ninguno de los tres cambios surtieron efecto, aunque el Real Madrid seguía sin verlo claro. Pero como suele ocurrir en estos casos, el Betis terminó por irse de vacío del Bernabéu. Una buena conexión entre Marcelo e Isco, sumada a la pasividad de la defensa verdiblanca, llevó el 2-1 definitivo al marcador. En el minuto 86, el brasileño envió un centro preciso al área desde la banda izquierda que el mediapunta malagueño cabeceó a la red adelantándose a Perquis y dando la victoria a su equipo.

Tal como decía al comienzo de este escrito, volvió a repetirse la historia. Buena imagen, mal resultado. La afición bética, no obstante, tiene motivos para ilusionarse con el equipo. Si los de Pepe Mel logran mantener el nivel exhibido ayer, los puntos no tardarán en llegar.

Empieza una semana especial. El Betis debuta el jueves en la Europa League ante el Jablonec checo y el domingo recibirá al Celta de Vigo en el Benito Villamarín, con la mente puesta en sumar los tres primeros puntos de la temporada.

Ficha del partido:

Real Madrid C.F.: Diego López, Carvajal, Sergio Ramos, Pepe, Marcelo, Khedira (Casemiro, minuto 54), Modric, Isco, Özil (Di María, minuto 68), Cristiano Ronado y Benzemá (Morata, minuto 80).

Real Betis Balompié: Andersen, Chica, Paulao, Perquis, Nacho, Matilla, Nosa, Verdú (Braian Rodríguez, minuto 78), Juanfran (Vadillo, minuto 68), Cedrick (Juan Carlos, minuto 61) y Jorge Molina.

Goles: 0-1, minuto 14, Jorge Molina. 1-1, minuto 26, Benzemá. 2-1, minuto 86, Isco.

Árbitro: Jesús Gil Manzano (comité extremeño). Mostró tarjeta amarilla a Matilla, Modric y Nosa.

Más información en: http://rbetisb1907.blogspot.com

www.SevillaActualidad.com