osasuna-betis-oficial-041211

El resumen del encuentro es claro. Primera parte de vergüenza, segunda mitad para enmarcar en cuanto a juego y para desechar en cuanto a acierto de cara a la portería y fin de partido cruel.

He de confesar que dejé de ver el partido cuando el árbitro señaló la falta de Dorado que supuso el 2-1 en el descuento. Sabía que sería gol. De hecho, no fue hasta media hora después cuando miré el resultado por internet y confirmé mis sospechas.

La primera parte que se marcó el Betis ayer fue de lo peor que he visto en mucho tiempo. Encerrado atrás, ni defendió bien ni contragolpeó con acierto, Pepe Mel parecía confiar en que el gol de Osasuna no llegara para tratar de hacer algo a balón parado. Y lo cierto es que a punto estuvo de salir bien, de nos ser porque la madera impidió que Salva Sevilla adelantara al Betis de falta directa. Hasta el descanso sólo existió un equipo con ganas de hacer algo, Osasuna, que sin jugar bien se acercó a la meta de Casto hasta que el gol cayó por su propio peso. Tocaba remontar, algo que el Betis hace mucho que no consigue.

La segunda mitad fue otra historia. La entrada de Rubén Castro y Beñat cambió la cara al equipo por completo. Llegaron el buen juego y las ocasiones de gol, el Betis se hizo dueño y señor del partido y sólo la falta de acierto evitó la goleada visitante. El gol de Rubén Castro hizo justicia y cuando al menos parecía que los de Mel se llevarían un punto, Chechu Dorado cometió una falta absurda en el borde del área que Nekounam no desaprovechó, subiendo al marcador el 2-1 final.

Seguro que todos lo recordaréis, y si no, leed esto. Hace algo más de un año, el Betis perdió en Cartagena por culpa de una falta absurda de Arzu en el borde del área que Toché convirtió en gol, el de la derrota verdiblanca. Ayer Dorado hizo de Arzu y su falta nos costó un punto y a saber si no supondrá el despido del entrenador. Sería injusto, en cualquier caso, culpar al central de la racha que lleva el equipo. Si los delanteros hubieran estado más acertados, el gol de Nekounam hubiera quedado en anécdota.

Andrés Fernández, portero local, los palos y el desacierto del ataque bético evitaron que se llegara al final del partido con clara victoria visitante. Y la fortuna, tan cruel con el Betis en las últimas semanas, hizo el resto. No sé si Pepe Mel estará en el banquillo ante el Valencia. Lo que sí quedó claro ayer es que el Betis debe morir con su sistema, el que tantas alegrías nos ha dado. Se ganará, se empatará o se perderá, pero el buen juego debe ser el sello de este equipo que, a poco que esté acertado, empezará a sumar puntos más pronto que tarde.

Ficha del partido:

C.A. Osasuna: Andrés Fernández, Damià, Rubén (Lolo, minuto 28), Flaño, Roversio (Raitala, minuto 75), Puñal, Nekounam, Cejudo, Raúl García (Ibrahima, minuto 54), Lamah y Kike Sola.

Real Betis Balompié: Casto, Isidoro, Ustaritz (Rubén Castro, minuto 46), Dorado, Mario, Nacho, Matilla (Beñat, minuto 54), Cañas, Salva Sevilla (Pozuelo, minuto 75), Jonathan Pereira y Roque Santa Cruz.

Goles: 1-0, minuto 39, Flaño. 1-1, minuto 80, Rubén Castro. 2-1, minuto 93, Nekounam.

Árbitro: Miguel Ángel Ayza Gámez (comité valenciano). Amonestó a los locales Damiá, Roversio y Nekounam y a los visitantes Nacho y Jonathan Pereira.

Más información en: http://rbetisb1907.blogspot.com

www.SevillaActualidad.com

Antonio Campos

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para Canal Sur TV. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro...