Un gol de Rubén Castro en la segunda parte sirvió para que el Betis volviera al liderato, provisionalmente, tras ganar al Girona. Así, queda confirmada su recuperación tras las cinco derrotas seguidas.

 

El Real Betis ha conseguido esta tarde una importante victoria en el Municipal de Montilivi, el campo del Girona, que debido a las intentas lluvias estaba en muy mal estado. Aún así, el encuentro se disputó y fue el Betis el que mejor se adaptó al terreno de juego, sobretodo en la segunda parte.

En la primera, el partido destacó por su intensidad y emoción. El juego escaseaba pero ambos equipos luchaban por hacerse dueño del partido en un césped encharcado, sobretodo en las bandas laterales. El Girona estuvo a punto de adelantarse en el marcador pero la defensa del Betis salvó en línea de gol.

Fue en el segundo tiempo cuando los béticos se hicieron con la posesión del balón y tuvieron las mejores ocasiones del partido. Emaná protagonizó varias acciones pero Santamaría, el meta local, estuvo acertado junto con el resto de la defensa gerundense que despejaba cualquier acción bética.

Finalmente, la jugada decisiva llegó a balón parado. Beñat colocó un excepcional balón desde el córner para que Rubén Castro rematara de cabeza magistralmente a las mallas de la portería del Girona. El delantero canario se desmarcó de su defensa y acertó en su remate, logrando su gol número 16 de la temporada.

Así, el conjunto verdiblanco alcanza al menos momentáneamente las plazas de ascenso. De hecho, vuelve a ser líder de la Segunda División a esperas del Celta-Villarreal de esta tarde y el Rayo Vallecano-Granada de mañana.

Esta victoria no hace sino confirmar la recuperación del Betis que, tras pasar la mala racha de las cinco derrotas seguidas y el golpe emocional de Miki Roqué, ha conseguido sumar 10 de los últimos 12 puntos en juego.

www.SevillaActualidad.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *