jugadores-baloncesto

El cuadro de Luis Casimiro se impuso con solvencia a Movistar Estudiantes, merced a los dobles dígitos de cinco de sus hombres: Balvin, Nachbar, Berni, Bamforth y Jordan. Una victoria que certifica prácticamente la permanencia.

Tras ver como un día antes Sevilla rememorara aquella final de Eurocup que disputara el por aquel entonces Cajasol hace ya 5 años bajo el hastag #TrevisoNoFueUnSueño, el Baloncesto Sevilla quiso acordarse de aquel equipo y unirse a la fiesta de la mejor manera posible: certificando la permanencia prácticamente otro año más en ACB tras vencer a Movistar Estudiantes.

El conjunto sevillano, que se impuso con rotundidad a los colegiales por un tanteador final de 82-59 favorable, buscó también dejar atrás la derrota que cosechara la pasada semana en tierras vascas ante Dominion Bilbao Basket, y merced al papel destacado de sus dos mejores hombres interiores: Ondrej Balvin-17 puntos para 26 de valoración- y Bostjan Nachbar-11 puntos para 17 de valoración-, venció a un Movistar Estudiantes que no pudo dar continuidad al importante triunfo que consiguiera la pasada jornada en casa frente a Río Natura Monbús(71-70), y que vuelve a la zona de descenso tan sólo siete días después de abandonarla.

El choque, que no comenzó a encarrilarse hasta bien llegado el segundo cuarto, cuando los puntos de Scott Bamforth desde el perímetro y Ondrej Balvin desde el interior de la zona, no encontraran la respuesta hallada durante el primero de ellos, cuando el base estudiantil Laprovittola mantuviese en el choque a los visitantes. Un acierto interior del checo Balvin, al que se le unieron las aportaciones del también interior Jerome Jordan(10), las del esloveno Bostjan Nachbar(11) y las de los ex-malagueños Berni Rodríguez(9) y Alfonso Sánchez(9). Así pues, el cuadro local se marchaba al túnel de vestuarios con veinte puntos de ventaja(45-25).

Tras la reanudación, el tímido tercer cuarto que disputaran los visitantes, sumados al acierto de los jugadores de banquillo del conjunto sevillano hicieron que, tras un triple del propio Alfonso Sánchez, la ventaja se marchase hasta los 24 puntos(64-40). Una importante renta más que cuesta arriba para los hombres de Valdeolmillos, que únicamente se verían capaz de disminuirla llegado el final del encuentro en un punto hasta el 82-59 final.

Así pues y tras esta victoria, la cuál celebró incluso el Palacio de los Deportes de San Pablo con una ola, el Baloncesto Sevilla amarra prácticamente la permanencia de forma matemática, y se sitúa undécimo en la clasificación con 12 victorias en su haber, a tan sólo 3 del octavo clasificado y a 4 de la zona de descenso que actualmente marca el propio cuadro estudiantil.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad