meythaler2

El propietario del club sevillano afirmó encontrarse negociando con varias empresas de Estados Unidos para que patrocinen al Baloncesto Sevilla, algo que podría materializarse en el primer trimestre de 2015.

En la primera entrevista concedida a un programa de radio desde su llegada al club hispalense, Jeffrey Meythaler pasó por los micrófonos de Desde el Perímetro para dar su visión sobre el club, las oportunidades en la ciudad, propuestas de mejora del baloncesto español y para anunciar que posiblemente llegue el ansiado patrocinador principal en 2015, desde Estados Unidos.

En casi media hora de distendida charla y en un más que aceptable español, Meythaler se definió como una “persona bastante sencilla y educada”, disipando las dudas sobre el objetivo de la compra del club sevillano por el fondo de inversión Jefferson Capital Funding “es un proyecto deportivo y societario a largo plazo. No es una inversión para revender muy pronto para ganar”. Comparó la situación actual de la Liga Endesa con la NBA de la década de 1970: “La mayoría de los equipos de la NBA estaban perdiendo dinero, había un partido a la semana en la televisión…”, creyendo que el cambio que se produjo en la mejor liga del mundo podría ocurrir “aquí en Europa también y particularmente en la ACB”.

Al ser preguntado por los problemas que se ha encontrado desde que aterrizó en Sevilla, no tuvo pelos en la lengua para sentenciar que el asunto de la licencia de Scott Roth “es una gran injusticia”, lanzando un órdago a la Federación Española de Baloncesto al comparar la situación con la llegada del español Jordi Fernández como primer entrenador de los Canton Charge, equipo de la Liga de desarrollo de la NBA afiliado a los Cleveland Cavaliers: “¿Cuál fue la reacción del mundo del baloncesto allí en los EEUU? Todo el país estaba gritando ¡aprovecha!”, haciendo gala del aperturismo del país americano y la liberalización y no restricción normativa que existe: “no estamos haciendo reglas para protegernos de entrenadores españoles o de cualquier país, estamos abiertos a todos”. El último problema, en su opinión, fue el fichaje de Jacob Pullen, reconociendo que “fue un mal fichaje por las dos partes”.

Anunció que se encuentra negociando con varias empresas americanas para que patrocinen al Baloncesto Sevilla, que podría llegar “en el primer cuarto de 2015”, algo que se antoja vital para el futuro y viabilidad del club a medio plazo.

Se mostró ilusionado al contar que cuando habla con la gente en la calle “ellos recuerdan específicamente 1996 y 1999, cuando fuimos a la final. Conocen los nombres de los jugadores, de los entrenadores y lo que pasó exactamente”, algo que añadido al número de población que tiene Sevilla y su provincia “un tamaño de una franquicia en la NBA: como Milwakee, como Memphis, como por supuesto San Antonio”, demuestra, según Meyhtaler, el potencial que tiene el equipo de baloncesto, siendo su objetivo “reestablecer la cultura de baloncesto aquí”.

Preguntado por aspectos globales del baloncesto español dijo que “cuando los dos mismos (equipos) están jugando la final casi cada año es difícil desarrollar interés para las personas, porque (los otros equipos) no creen que tengan una oportunidad real para ganar la liga. La diferencia de los presupuestos es tanta que no están nivelados”, comparando con lo que ocurre en el deporte profesional americano en el que excepto en el béisbol, hay prácticamente igualdad económica entre los equipos “específicamente en la NFL”.

También se mostró partidario de la importancia de la televisión: “Necesitamos cada partido en televisión”, siendo algo clave para la captación de nuevos aficionados: Hay un pensamiento erróneo: “si los partidos están en televisión gratis, no se va al pabellón porque tienen que pagar. Esto no es la verdad, es al contrario. Si tienes todos los partidos en la televisión gratis, vamos a hacer aficionados, principalmente los jóvenes. Y cuando tienes un aficionado que has cogido a través de la televisión, cuando tiene tiempo y dinero, va al pabellón”.

Además de la presencia en televisión, ve necesarios algunos cambios normativos que hagan el juego más atractivo: “Cuando se corta un contrataque con una falta, debe ser intencionada”, “Los aficionados quieren un juego un poquito más rápido, con mates y esas cosas”. Por último, mostró su deseo de cómo le gustaría que fuese el Baloncesto Sevilla en el año 2020: “rentable, competitivo y socialmente con una gran base de aficionados jóvenes”.

A continuación puedes escuchar la entrevista completa realizada por Desde el Perímetro:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *