muratore1

Horacio Muratore, nuevo presidente de la Federación internacional de Baloncesto (FIBA), atendió a Sevilla Actualidad para analizar la organización del campeonato y el nuevo sistema de clasificación para el Mundial de 2019 y los Juegos Olímpicos de 2020.

Tras ser nombrado presidente de FIBA en el Buró Central celebrado Sevilla la semana pasada, el máximo dirigente del baloncesto internacional estuvo en Granada para posteriormente volver a nuestra ciudad y ver in situ los partidos de la selección Argentina, su país de origen.

Elogió sobremanera la figura del presidente de la Federación española de baloncesto, José Luis Sáez, afirmando que “solo el trabajo de un loco como José Luis Sáez ha podido generar esto en momentos tan difíciles”. También se deshizo en elogios para Juan Ignacio Zoido: “también hay que destacar el trabajo del alcalde, con el que estoy todos los días y ojalá se llegue a lo que pensamos de antemano, al mejor mundial de todos los tiempos porque se lo merecen”. Radiante de felicidad ante las continuas felicidades de sus compatriotas presentes en el Palacio de los deportes, quiso destacar que “la atención y la organización es excelente, así que estamos muy contentos”, espetó el tucumano.

muratore2

Uno de los cambios más importantes a los que tendrá que hacer frente durante su mandato será el nuevo sistema que regirá las competiciones de baloncesto internacionales a partir de noviembre de 2017, por el que el Mundial contará con 32 selecciones en lugar de las 24 actuales y se desplaza a 2019 para no coincidir con el de fútbol.

Los torneos continentales tendrán una periodicidad cuatrienal en lugar de bianual, dejando de ser clasificatorios para el Mundial y los Juegos Olímpicos. De cara a la clasificación para las competiciones internaciones, los equipos se dividirán en dos divisiones con en un sistema abierto, con ascensos y descensos, desarrollándose las fases clasificatorias durante varios momentos de la temporada –como ocurre en otros deportes como en fútbol- y no solo en verano, lo que conlleva la importante problemática de incompatibilidad con ligas nacionales y supranacionales como la NBA y la Euroliga, que podrían no permitir la participación a sus jugadores.

Sobre este último asunto comentó no tener nada acordado ya que “estamos hablando con las ligas, vamos viendo los problemas que hay con NBA, con Euroliga y espero que cuando comience en noviembre de 2017 tengamos todo solucionado”. FIBA ha tomado la decisión sin tener asegurada la presencia de jugadores que militan en estas grandes competiciones, por lo que las selecciones podrían tener que jugar la fase de clasificación sin sus hombres más importantes.

Sobre el nuevo sistema de clasificación también indicó que “está todo en marcha” y “aunque las fechas están aprobadas por el Buró central y por el congreso extraordinario de Estambul de marzo, se pueden modificar todavía incluso por alguna excepción que pueda modificar incluso a otros deportes o actividades”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *