Derrota de las nazarenas en el último partido como visitante/SA

El C.W. Dos Hermanas-EMASESA no pudo ante el cuarto clasificado (13-8). La defensa local maniató la boya nazarena para dilapidar las opciones. Con este partido cierra la temporada como visitante.

Sevilla Actualidad. Ni a la tercera. El C.W. Dos Hermanas-EMASESA despidió la temporada como visitante en la División de Honor femenina cayendo ante el C.N. Mataró por 13-8 en un partido en el que su afán por dar una nueva sorpresa a domicilio chocó frontalmente con el buen hacer de las locales, confirmadas como la alternativa al título de los tres grandes de la categoría.  

La ilusión con la que viajaron las chicas de Javier Cortés no pudo reflejarse en su juego, y consecuentemente en el marcador, para encajar el tercer revés de la temporada ante el equipo barcelonés, que previamente se había llevado los puntos de tierras andaluzas en la primera vuelta liguera (7-10) y eliminó a las nazarenas en los cuartos de la Copa de la Reina (9-15).

Ni el buen momento de forma con el que se afrontaba el choque sirvió para sacar algo positivo de la piscina mataronesa y defender con éxito la séptima plaza, ahora en poder del Montjuic, verdugo esta jornada del ya descendido Vallirana (16-2), cuando sólo restan dos jornadas para el cierre del ejercicio.

El duelo entre las dos revelaciones de la temporada en la máxima categoría nacional del waterpolo femenino tuvo acento catalán desde el arranque. Y así se encargaba de dar fe de ello el marcador al final del primer cuarto (5-2).  

Al descanso las diferencias aumentaron en un tanto más (8-4), haciendo poca justicia al trabajo defensivo de un Dos Hermanas-EMASESA que al menos se resistió en el parcial (3-2). Tras el intermedio, un nuevo tirón del Mataró abrió más la herida (11-5), sellada en el esfuerzo final con un triunfo parcial nazareno por 2-3 que certificaba el definitivo 13-8.

Javier Cortés: “No fue nuestro día. No  tuvimos buenas sensaciones y no pudimos estar a su nivel. Empezamos muy perdidas, con un 4-0 de parcial, y se hizo imposible llegar a plantarles cara. Ellas plantearon un buen partido y no supimos romper su defensa. Hicieron un marcaje férreo a Lisandra y cada precipitación nuestra era un contragolpe.

El último cuarto nos lo llevamos porque ellas hicieron muchos cambios y ya estaba todo decidido. Nos llevamos un mal sabor de boca, aunque sabíamos que iba ser muy difícil y no salió nada derecho”.

www.SevillaActualidad.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *