Cristobal Serrano y Javier Real, autores de la investigación

Dos estudiantes de la Universidad Pablo de Olavide analizan en un estudio la evolución de los fichajes de jugadores extranjeros a lo largo de la historia de la liga española de fútbol. El trabajo se ha alzado con el galardón Virgilio Allegretti en el marco del XIV Congreso Internacional de Historia del Deporte, celebrado en la ciudad italiana de Pisa.

Guía Blasco. Cristiano Ronaldo, Zinedine Zidane, Kaká y Luis Figo. Los amantes del fútbol saben que esta relación de nombres no es precisamente una alineación de grandes estrellas pasadas y presentes del Real Madrid.

Contratos millonarios han ido y venido durante todo el verano paseando por los diferentes clubes. Cristiano Ronaldo y Kaká, entre otros, aterrizaban en España cargados de millones a pesar de la situación de crisis que todos los países están viviendo. La sociedad por su parte se mostraba indignada, verguenza de malgastar así el dinero y verguenza a posteriori del rendimiento que éstos están tenido para ganar tanto dinero.

Tras la polémica suscitada el pasado verano por un desorbitado fichaje del club blanco, y sobre la que se pronunció hasta el presidente del Gobierno, aquellos que no siguen el deporte rey tampoco se encuentran ajenos al significado de esta lista. Se trata ni más ni menos de los cuatro jugadores más caros de la historia y, a la vez, de cuatro figuras fichadas por Florentino Pérez para su equipo.

Los que siguen el fútbol quieren, sobre todo, espectáculo en el terreno de juego. Grandes ocasiones de gol, tiros imposibles, regates antológicos. Sin embargo, los derroteros por los que viajan algunos de los dirigentes de este deporte buscan, además, mayor trascendencia en el terreno mediático.

Una fórmula para rentabilizar sus inversiones a través de, por ejemplo, publicidad o camisetas. Y es que la llegada a España del jugador portugués Cristiano Ronaldo, tras la experiencia vivida con David Beckham, ha puesto de nuevo sobre la palestra cuestiones sobre los límites entre deporte y marketing, las grandes sumas que manejan los clubes o los costosos fichajes de jugadores extranjeros frente a los nacionales, a lo que hay que añadir la nueva polémica generada por la subida de impuestos a los deportistas extranjeros.

Con esta situación como fondo, Cristóbal Serrano y Javier Real, estudiantes de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad Pablo de Olavide, han realizado un análisis retrospectivo sobre la evolución histórica de las limitaciones legales en la movilidad de jugadores extranjeros en el fútbol español, que se ha alzado con el premio Virgilio Allegretti en el XIV Congreso Internacional de Historia del Deporte.

Un dato reciente dentro del estudio apunta a que el porcentaje en 2008 de jugadores extranjeros en España suponía el 37,2%, según el Observatorio de Jugadores de Fútbol Profesional (PFPO, en sus siglas en inglés).

El primero de ellos, quizá, sea la entrada en la competición española de los oriundos, es decir, jugadores con ascendencia española o nacionalizados. “Esta práctica generó bastante polémica, dado que había quien intentaba falsificar sus papeles, dándose casos como el de Adorno, quien llegó a declarar que sus padres habían nacido en Celta de Vigo, confundiendo el nombre del equipo y el de la ciudad”, señala Javier Real.

Finalmente, a principio de los 70 se abolió esta normativa y se permitió el fichaje de dos jugadores extranjeros por equipo. Una fecha que coincide con la llegada de figuras míticas del fútbol, como la de Johan Cruyff al F.C. Barcelona o la de Paul Breitner al Real Madrid.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario