El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Instituto Municipal de Deportes, ha licitado la renovación de tres campos de fútbol de césped artificial que se instalarán en los centros deportivos de Parque Amate, San Pablo y Vega de Triana y que alcanzará una inversión de 870.509 euros. Las nuevas superficies responderán a todas las certificaciones y homologaciones deportivas FIFA Quality y mejorarán la oferta deportiva de las áreas de influencia de los distritos donde desarrollan su actividad deportiva diferentes clubes deportivos y aficionados al balompié. Los excedentes procedentes de esta iniciativa se trasladarán y colocarán en tres zonas de baja exigencia.

Las inversiones en estos centros deportivos se incorporan al programa de apoyo al deporte que pretende “impulsar la actividad económica con el estímulo de la obra pública, mejorando la red de espacios municipales con equipamientos de máxima calidad, y ampliando el apoyo a las entidades y asociaciones que conforman la red deportiva de la ciudad. Nuestros objetivo es que los sevillanos tengan unas instalaciones de primer nivel accesible desde los barrios y distritos de la ciudad para su uso y disfrute independientemente de su nivel de juego”, ha destacado el delegado de Transición y Deportes, David Guevara.

El sistema utilizado para la ejecución de los campos debe responder constructivamente a la colocación de una capa asfáltica de 7 centímetros de espesor que sirve de soporte al pavimento deportivo conformado por una moqueta de césped artificial fabricada con fibras rectas fibriladas de polietileno de 60 mm de altura unidas por el proceso tufting a un basamento de polipropileno acabado con poliuretano látex como recubrimiento. El césped artificial está lastrado con una capa inferior de arena de sílice redondeada; y otra superior de material elástico de SBR Negro (Amate y San Pablo), o con un remix de SBR Negro y Fibra de Coco (Vega de Triana).

Esta composición asegura un bote de balón semejante al del césped natural y una alta resistencia a las condiciones climáticas con el correcto mantenimiento. A esta superficie se añadirán las correspondientes rotulaciones en color blanco para el fútbol-11 (10-12 centímetros en color blanco) y en color amarillo para el fútbol-7 (7 centímetros, amarillo). También se marcarán las líneas del área de los banquillos con el mismo tipo de bandas utilizadas en el marcaje de las líneas de juego.

La obra en Triana responde a criterios técnicos que exigen la renovación de la pista A tras la reciente colocación de una pista B para ampliar la oferta deportiva en este espacio y se suma a otras inversiones como las nuevas torres de iluminación a través de luces LED (48.000 euros); la recuperación de superficies de albero (28.786 euros); la nueva pista de balonmano playa (18.545 euros); el asfaltado de los viales de acceso (38.632 euros) y la mejora de los caminos de la instalación (22.894 euros) así como las dos nuevas pistas de pádel (72.600 euros) y la polideportiva.

Dentro del proyecto de compromiso con el medio ambiente, se mantiene la directriz de reinstalación del césped desmontado para aprovechamiento en instalaciones con baja demanda mecánica como campos de albero, pistas polideportivas, zonas infantiles, zonas de entrenamiento, y zonas comunes del IMD como solución menos contaminante y respetuosa con el medio ambiente frente al traslado al vertedero.

Miguel Salvatierra

Miguel Salvatierra

Periodista 'todoterreno'. Enamorado del balompié y de sus variantes. Apasionado por conocer. 'El fútbol es la cosa más importante de las menos importantes'. Arrigo Sacchi.