La Selección Olímpica de Fútbol se ha asegurado colgarse una medalla en estos Juegos Olímpicos de Tokio 2020 tras vencer a la anfitriona en las semifinales. 20 años, 10 meses y 7 días después la Selección española de fútbol volverá a pelear por la medalla de oro en los Juegos Olímpicos. El olivareño Juan Miranda disputó la prórroga, mientras que el utrerano Dani Ceballos continúa recuperándose de la lesión en el primer partido ante Egipto.

El sufrido, pero incontestable triunfo en la prórroga de este martes en Saitama frente a Japón asegura la presea para el combinado nacional que por primera vez este milenio puede soñar con subir a lo más alto del podio.

En un disputadísimo encuentro, de inicio, el seleccionador optaba por cambiar los laterales del equipo respecto al encuentro de cuartos y con la novedad de introducir un 9 puro por primera vez en estos Juegos, aprovechando la racha goleadora del murciano Rafa Mir.

España ejercía de clara dominadora inicio y a los cinco minutos un cabezazo de Mikel Merino estaba cerca de significar el primer tanto del encuentro.

Japón aguardaba con tres centrales sobre el terreno de juego confiando su ataque a las peligrosas acciones de Kubo y Nakayama en banda.

La pareja nipona fabricaba una buena ocasión después de que Oyarzabal lo intentase de volea y justo antes de que Rafa Mir dispusiese de la mejor oportunidad de la primera parte en un mano a mano en el que se topó con el guardameta Kosei Tani.

En la reanudación, Jesús Vallejo entraba por el tarjeteado Óscar Gil y España estaba cerca de disfrutar de un penalti por derribo a Mikel Merino, pero que la intervención del árbitro asistente de vídeo dejaba sin efecto.

La Selección ganaba verticalidad con la aparición Carlos Soler y Javi Puado, quienes lo intentaban ya en el último cuarto de encuentro frente al muro nipón del que Kubo salía para hacer trabajar a Unai Simón con un duro disparo ya en el último cuarto de hora del duelo.

Zubimendi se topaba con la defensa rival primero y Rafa Mir después con el portero cuando el gol ya se cantaba en Saitama, escenario de la segunda prórroga consecutiva para ambas selecciones en estos Juegos.

Japón reforzaba su defensa en el tiempo suplementario, sacando a Kubo del terreno de juego y dando entrada a Maeda que cabeceaba con peligro después de una oportunidad para Rafa Mir.

La Selección sabía sufrir defensivamente en la segunda parte de la prórroga hasta que el espectacular remate de Marco Asensio, pleno de talento, colocación y eficacia sentenciaba la eliminatoria para hacernos soñar con el oro.

Este sábado a las 13:30, hora peninsular española, espera la Brasil de Dani Alves en la finalísima de Yokohama que quiere convertir eternamente en dorada a esta inolvidable generación de futbolistas.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad