gonzalo-garcia-pelayo-frente-al-mar

El SEFF’12 programará un ciclo con sus películas ‘Corridas de alegría’, ‘Frente al mar’, ‘Manuela’, ‘Rocío y José’ y ‘Vivir en Sevilla’, reivindicando su figura polifacética y singular.

Ha sido productor musical, locutor de radio, jugador de casinos (el más célebre del último siglo) e incluso apoderado de toreros. Sin embargo, en la vida de Gonzalo García Pelayo, sevillano de adopción nacido en Madrid en 1947, la producción cinematográfica, faceta no tan reivindicada, es también un pilar fundamental de este baluarte de la heterodoxia en la fascinante España de la Transición.

Director de hasta cinco largometrajes, el cine de García Pelayo está acostumbrado a una adjetivación tan hiperbólica como, en muchos casos, ajustada a la realidad: de libérrimo a ácrata, de impuro a transgresor. Con esta carta de presentación, el corpus fílmico de este hombre que ha revolucionado el panorama musical, cinematográfico y la escena del juego y el azar en las últimas décadas tendrá un protagonismo especial en esta próxima edición del Festival de Cine Europeo de Sevilla.

El SEFF’12 le dedica un ciclo completo a toda su filmografía como director y que recupera títulos como Manuela (1975), basada en la novela homónima de Manuel Halcón; Vivir en Sevilla (1978), calificada como su obra más completa y, según sus propias declaraciones, el proyecto que más cerca ha estado de su utopía fílmica; Frente al mar (1978), con guión del escritor también sevillano adoptivo José María Vaz de Soto; la comedia de temática sexual Corridas de alegría (1982); y su última película hasta la fecha, Rocío y José (1983), donde Pelayo filma la peregrinación desde Triana al Rocío con el ojo antropológico virado por la memoria cinéfila clásica.

Se trata, a juicio del crítico cinematográfico Alfonso Crespo, de películas “distintas, divertidas y atrevidas, con un profundo y emocionante discurso sobre el poder del amor para transformarnos y transformar la sociedad: de Manuela (“El amor está viniendo. Es posible la vida”) a Corridas de alegría (“Ella es lo mejor que tú vas a conocer”) o Rocío y José (“Quisiera tener una hija tuya y llamarla Paloma”), sin olvidar Vivir en Sevilla (“He sustituido todos los valores que antes tenía porque mi único valor eres tú”), mina de frases antológicas en esta dirección.

Seminario ‘Penetrar la alegría’

Precisamente, Alfonso Crespo dirige junto a los profesores Francisco Algarín y Manuel J. Lombardo el seminario de la Universidad de Sevilla titulado ‘Penetrar la alegría’, que se celebrará del 5 al 7 de noviembre en la sede del CICUS (C/ Madre de Dios, 1) y en el que participarán artistas como Pedro G. Romero, críticos musicales como Diego Manrique y Miguel García y profesores y escritores cinematográficos como Jordi Costa, Julio Pérez Perucha y Rafael Utrera, entre otros.

Alejado del cine y reconocido popularmente por su faceta de apostador (recreada en la reciente película de Eduard Cortés The Pelayos), la faceta cinematográfica de este hombre libre y creativo sigue siendo tan desconocida como apreciada por los historiadores de cine.

En concreto, su emblemática Vivir en Sevilla fue seleccionada a finales de los años noventa por la Asociación Española de Historiadores de Cine para formar parte de una antología que agrupara a las películas fundamentales de nuestro cine, proyecto que cuajó en forma de detallado mapa de una cinematografía mucho más ecléctica, singular e interesante de lo que muchas voces han intentado hacernos creer.

Es por tanto éste el primer seminario consagrado a la figura de Gonzalo García Pelayo y a analizar su singular obra cinematográfica y juzgarla dentro del contexto histórico, cultural y cinéfilo en el que se inscribe.

www.SevillaActualidad.com

Antonio Campos

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para Canal Sur TV. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro...