'Cabeza de Apóstol,' depósito del Museo Nacional del Prado, de Velázquez.

El Museo de Bellas Artes de Sevilla ha programado con motivo del 425 aniversario del nacimiento de Diego Velázquez (1599-1669) una programación especial en torno a su figura, en la que participarán expertos procedentes del Museo Nacional del Prado y de la pinacoteca sevillana, que analizarán la técnica del pintor así como su estela en la obra de Goya y en la pintura del siglo XIX.

La primera de las conferencias, bajo el título en ‘La técnica de Velázquez’, tendrá el lugar el próximo 6 de junio, a las 19.30 horas, a cargo de Jaime García-Maiquez, investigador del gabinete de documentación técnica del Museo del Prado. Y el jueves 13 de junio, a la misma hora, se celebrará la conferencia Velázquez y su estela en la obra de Goya y en la pintura del siglo XIX, a cargo de Pedro Martínez Plaza, conservador de pintura del siglo XIX del Museo del Prado.

Estas conferencias, que pretenden ahondar en la obra del pintor, irán acompañadas de visitas temáticas dirigidas a todos los públicos el sábado 8 de junio, en horario de mañana (10.15, 11.15, 12.15 horas) y tarde (17.30, 18.30 y 19.30 horas), previa reserva -media hora antes del pase en el mostrador de información del museo, con máximo de dos entradas por persona-. Esta actividad, dirigida por Antonio Montaño, guía especializado en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, estará enfocada al conocimiento de la formación y la actividad artística de Velázquez en Sevilla. Además, se analizará el contexto histórico-artístico que provocó el génesis y el desarrollo del Naturalismo, del que Velázquez fue uno de los principales protagonistas.

Con motivo de esta efeméride se ha instalado una cartela conmemorativa en la Sala IV, en la se exponen las obras ‘Cabeza de Apóstol’ (1619-1620) y el ‘Retrato de Cristóbal Suárez de Ribera’ (1620), ambos del maestro sevillano. Esta sala alberga, además, la obra de otros autores coetáneos a los años juveniles del pintor sevillano. Frente a su técnica de cuidado dibujo y un activo naturalismo, en la sala se permite contemplar el camino diverso que inició Juan de Roelas en los primeros años de siglo al que se sumaron seguidores como Uceda o el propio Herrara el Viejo.

En el óleo ‘Cabeza de Apóstol,’ depósito del Museo Nacional del Prado, Velázquez modela el rostro del anciano, tomado del natural, mediante una luz tenue que revela un extraordinario empleo del dibujo, marcando las arrugas de la frente con largas pinceladas. Si bien la autoría de esta pintura fue inicialmente puesta en duda, su naturalismo y sus recursos técnicos han consolidado la actual atribución al maestro en las últimas décadas.

En la obra ‘Retrato de Don Cristóbal Suárez de Ribera’, de la Hermanad de San Hermenegildo, la pintura contiene los rasgos que predominan en los retratos de Velázquez, como es la economía cromática, al presentar al personaje sobre un fondo neutro y centrar el interés en el rostro y las manos, lo que manifiesta la influencia de Pacheco en el cuidado del dibujo, consecuencia de una pincelada precisa y contenida.

La efeméride del nacimiento del pintor Diego Velázquez se conmemora el 6 de junio, fecha en la que fue bautizado en la parroquia de San Pedro de Sevilla. Este es el primer hecho documentado de una vida que esta ciudad como escenario hasta su marcha a Madrid, llamado por el Rey en 1623, donde triunfó como artista y cortesano. Su principal desempeño fue el de pintor, aunque se personalidad le llevó a conseguir una gran influencia que le permitió viajar a Italia para adquirir obras para las colecciones de Felipe IV.

Deja un comentario