El cantaor Manuel Gerena

La última hora, en tu móvil

La mejor manera de enterarte de todo al momento

‘Zona Flamenca’, una iniciativa impulsada por el Ayuntamiento de Sevilla a través de Factoría Cultural para llevar la cultura a zonas de transformación social, encara su recta final con los dos últimos conciertos, que se celebrarán los días 20 y 21 en Palmete y Torreblanca, respectivamente. La propuesta, materializada en un ciclo de conciertos gratuitos, se enmarca dentro de la estrategia municipal de llevar la cultura a todos los distritos de la ciudad como se ha hecho también con grandes citas como el Festival de Música Antigua de Sevilla, la Bienal de Flamenco, la programación navideña o ‘Veraneo en la City’, entre otras.

A través de estos espectáculos, la iniciativa, que dio comienzo el pasado 1 de abril, propone recuperar las memorias de la periferia para ensalzar a figuras de la historia del flamenco de la segunda mitad del siglo XX pertenecientes al pueblo gitano y a las clases obreras de Sevilla, que sufrieron el estigma y el éxodo de los barrios históricos de la ciudad (Triana, San Bernardo, Macarena o Alameda) a otros del extrarradio y, de esta forma, resignificar la presencia del repertorio flamenco tradicional en entornos urbanos alejados de mitologías.

En concreto, las figuras que se han recuperado en el proyecto corresponden a un periodo histórico que comprende entre los años 40 y 80 del siglo pasado e incluye nombres como Antonio Núñez Montoya ‘El Chocolate’, Pepa la Calzona, Carmen la del Titi, Bizco Amate o Tragapanes.

Dos grandes figuras para el final

Tras haber pasado por el Polígono Norte (plaza Río de Janeiro), Polígono Sur (calle Utopía) y Tres Barrios (Madre de Dios), Zona Flamenca recala ahora en Tres Barrios (Palmete) para rendir homenaje a Bizco Amate (Enrique Guillén Cascajosa) el próximo viernes 20 de mayo. Nacido en el barrio que le dio nombre, es un ejemplo no tanto de la movilización de los gitanos y las clases trabajadoras del centro a la periferia, sino desde la periferia hacia el centro y vuelta atrás. Sus fandangos son testimonio de su radical compromiso político, lo que le llevó a dormir más de una noche en el calabozo, y su forma de cantarlos creó escuela en Sevilla.

En este espectáculo en su recuerdo tomarán parte figuras como la bailaora Asunción Pérez ‘Choni’, o los cantaores El Turry y Manuel Gerena. A la guitarra estará el granadino Manuel Campos, acompañante habitual de figuras del cante y el baile Estrella Morente o Antonio Carbonell. Cierran el cartel los creadores audiovisuales Los Voluble, presentes con sus piezas en citas tan destacadas como la Bienal de Flamenco, y la cantaora Alicia Acuña.

El último de los espectáculos tendrá lugar al día siguiente con José Rodríguez Lara ‘Tragapanes’ como protagonista. En esta ocasión, el escenario se traslada a Torreblanca, que acogerá un recital en recuerdo de este cantaor vinculado a las grandes familias cantaoras y toreras de Triana, como los Caganchos, y que alcanzó gran visibilidad con Triana Pura.

Un concierto con mucho arte

Este concierto reunirá a figuras del cante que han alcanzado cierta edad pero continúan en activo y con mucho que ofrecer. Son artistas sevillanos, jerezanos y malagueños entre los que se encuentran los cantaores Romerito de Jerez, destacado por su faceta como cantaor para el baile; Jesús Heredia, que ha dedicado prácticamente todo su cante al acompañamiento del baile aunque también tiene una discografía extensa; Juan José Amador, nacido en el seno de una de las familias gitanas de más abolengo de Triana (los Amador); y Manuel Fernández ‘El Borrico’, descendiente de la familia que más artistas ha dado a Jerez, los Fernández Rincones.

Al baile estará una de las leyendas vivas del flamenco, Carrete de Málaga, quien a sus 82 años acaba de cumplir su sueño de bailar en Nueva York; y Carmen Ledesma, una de las más reconocidas maestras e intérpretes de la escuela bailaora sevillana. Les acompañarán las guitarras de Antonio Carrión, uno de los guitarristas de acompañamiento más solicitados por las primeras figuras del cante jondo en los últimos años; y Luis El Salao, que ha tocado para nombres como La Tana, Rancapino, Juan Villar, Duquende o Carmen Ledesma, entre otros. Completarán el cuadro las palmas de El Tobalo y Juan Mateo.