Antonio Muñoz durante su reunión este martes con la asociación 'Los Murillo no se mueven'. SA.

El Ayuntamiento de Sevilla se ha unido a la petición de la asociación ‘Los Murillo no se mueven’, para que las dos obras que pertenecen a Abengoa no salgan de la capital hispalense. La multinacional con sede en Sevilla, que suma una deuda de más de 6000 millones de euros, sacó las obras San Pedro Penitente y Santa Catalina a la venta a primeros de este mes.

Antonio Muñoz apuntaba este martes que el gobierno municipal elevará una iniciativa al pleno para lanzar «un mensaje claro y firme desde el Ayuntamiento», en cuanto a la voluntad de que estas dos obras del artista sevillano no abandonen la capital hispalense. Este movimiento se une a la posibilidad de que el Ministerio de Cultura puje por las dos pinturas cuando salgan a la venta oficialmente.

Los Murillos que pertenecen a Abengoa en Sevilla están expuestos en la pinacoteca Fundación Focus-Abengoa. La obra Santa Catalina roza el millón de euros, mientras que el San Pedro Penitente, adquirido por Abengoa en el 2014, se valora en seis millones de euros.

En el caso de San Pedro penitente, Abengoa plantó aportarlo como dación en pago de las deudas que tiene con el Banco Santander. En el caso de Santa Catalina, la intención de la multinacional es venderlo por un precio de salida de 900.000 euros, según publicó ABC.

Ambas obras se encuentran en el proceso de ser declarados Bien de Interés Cultural, lo que impediría su exportación a otros países. El ministro de Cultura, Miquel Iceta recalcó en su visita a la Fábrica de Artillería el pasado 6 de abril que, de adquirir ambas obras con fondos del Ministerio, éstas permanecerían en Sevilla y no viajarían a Madrid.

Miguel Salvatierra

Miguel Salvatierra

Periodista 'todoterreno'. Enamorado del balompié y de sus variantes. Apasionado por conocer. 'El fútbol es la cosa más importante de las menos importantes'. Arrigo Sacchi.