Senderismo de Villanueva del Río y Minas
Senderismo de Villanueva del Río y Minas

Esta ruta de senderismo es muy conocida por todos aquellos que sienten pasión por el senderismo. Conducen a las ruinas de Mulva o Munigua, ubicadas en Sierra Morena, a menos de diez kilómetros de Villanueva del Río y Minas. Esta localidad sevillana posee un increíble patrimonio industrial.

¿Qué es Munigua?

Se trata de un yacimiento arqueológico que destacó entre los siglos I y III en la época romana. Dicho enclave arqueológico recibe el nombre de Munigua o Mulva correspondiente al Municipium Flavium Muniguense.

Se encuentra cerca al Parque Natural Sierra Norte, en un cerro a ocho kilómetros de Villanueva del Río y Minas, concretamente. El yacimiento es considerado Bien de Interés Cultural.

En el interior de una finca privada llamada «El Fijo», se encuentra el yacimiento. Aunque permite el acceso a ella, esta tiene un horario establecido tanto de apertura como de cierre. Dicha finca se encuentra a seis kilómetros, aproximadamente, de Villanueva del Río y Minas pudiéndose llegar a ella en coche y aparcando en una zona habilitada para ello.

El vehículo se puede dejar fuera de la finca, cerca a la vía del tren que conecta El Pedroso con Villanueva del Río y Minas. Desde dicha zona hay menos tres kilómetros a las ruinas romanas. El trayecto a pie llevará unos 35 minutos siendo el recorrido fácil de realizar.

Para el acceso a la finca que conduce a las ruinas de Munigua está prohibido abandonar el camino señalizado. Asimismo, se debe dejar cerrada la verja principal y no está permitida la entrada con animales, a no ser que sean perros guías. Aunque sí está permitido pasar con la bicicleta hasta un punto señalizado, el resto está prohibido ir montada en ella. Los vehículos de motor están totalmente prohibido y es recomendable confirmar la apertura del enclave si la meteorología supone algún riesgo.

Ruta de senderismo

Munigua es una oportunidad que combina el senderismo, la arqueología, la cultural y el turismo. Se trata de una ruta lineal, por lo que la vuelta es por el mismo camino.

Existe varias opciones de ruta:

  • Desde el Puente del Tren de Villanueva del Río y Minas: Ruta de 8,3 kilómetros contando solo la ida. El coche se estaciona en la zona que posee un amplio aparcamiento. A la izquierda se señaliza el comienzo de la ruta. Se atraviesa el Lago Azul que, aunque esta descuidada y sucia, es una zona preciosa.
  • Desde la Ermita de Santa Bárbara: Ruta de 7,4 kilómetros contando solo la ida. El coche se puede aparcar cerca de la ermita, aunque hay muy poco sitio. La vía del tren la dejamos a la derecha y, para comenzar la ruta, se sube la calle de la izquierda.
  • Desde el llamado “Aparcamiento para Munigua” (antigua estación de Arenillas): Ruta de 2,4 kilómetros contando solo la ida. Se debe de subir la pendiente hacia la finca y atravesar hasta el yacimiento.

¿Qué vemos en esta ruta? ¿Dónde podemos comer?

El camino recorrido antes de llegar a la finca está completo de extensos campos y dehesas encontrados en la vía pecuaria “Cordel de El Pedroso”. El camino esta bañado de olivares, pinos y alcornoques.

Una vez dentro de la finca, la dehesa es aún más impresionante por su cuidado. Hay que prestar atención a los animales que andan sueltos por la finca.

En cuanto a la comida, al ir de senderismo, lo ideal es llevar la nuestra en la mochila. Sin embargo, en el parking para el acceso a la finca se encuentran dos puestos, uno de patatas fritas y refrescos, y el otro, un poco más adelante, ofrece montaditos. No es seguro que siempre estén abiertos, ya que tienen un horario irregular.

El enclave arqueológico de Munigua

El acceso a las ruinas se realiza por la zona norte de la muralla. Dicha muralla protegía esta ciudad dedicada a la explotación minera. Tras un terremoto en el siglo III d.C., la ciudad fue destruida.

En la zona más alta de la colina se encuentra el Santuario de Terrazas y anuncia la llegada al yacimiento. La altura más alta del muro es de diez metros por su lado Oeste. El edificio se orienta hacia el Este, ordenado de una forma simétrica conforme a un eje axial.

El Santuario estuvo recubierto de mármol y se pueden ver inscripciones por la zona. Gracias a estas, se conoce que el Santuario estuvo dedicado a la diosa Fortuna y a Hércules.

Al bajar del Santuario, se puede atravesar la zona donde se encuentra el Pórtico de dos pisos y el Templo de podio. Este es un edificio sostenido por pilares y columnas que comunica la terraza del foro con la calle y la terraza del Santuario. Enfrente, se instalaron pedestales con estatuas dedicadas a los tres emperadores de la dinastía Flavia: Vespasiano y sus hijos Tito y Domiciano. A la izquierda, se encuentra la Calle del foro que nos conduce hasta uno de los escenarios mas fotografiados de Munigua: la Aedicula de Mercurio. Esta es un templete donde se exponía la figura de la divinidad.

Es recomendable, antes de continuar hacia la zona de las Casas, entrar en el Foro. El Foro se localiza centrado con respecto a la plaza. Aquí encontramos en pie una columna, la maqueta de la ciudad de Munigua y varios carteles explicativos de los edificios que se albergaban y su uso.

Después de ello, observamos la zona de las Casas. Siete casas han sido excavadas de la zona. Se conoce que pertenecían a las mejores familias de la ciudad por sus dimensiones y localización. Los materiales de construcción de estas casas fueron muy modestos, siendo la decoración, pintura, mobiliario y telas las que otorgarían la apariencia lujosa de estas familias.

Deja un comentario