La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, ha visitado este viernes en el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico los trabajos de restauración del Cristo del Subterráneo. Esta escultura anónima de estilo gótico se ejecutó en el último tercio del siglo XIII o primer tercio del siglo XIV. La intervención, al ser uno de los crucificados más antiguos datados en la comunidad andaluza, permitirá al Instituto profundizar en el conocimiento de la imaginería del siglo XIV.  

Patricia del Pozo ha destacado que «la restauración y la voluntad de ponerla de nuevo al culto acredita el valor que le concede los hermanos de esta cofradía a esta imagen gótica, identificada como el Santo Cristo o Cristo de la Sangre que se veneraba en la iglesia sevillana San Nicolás de Bari, donde perteneció a la hermandad sacramental allí radicada».

Problemas en la conservación 

El estudio del IAPH concluye que el Cristo del Subterráneo presenta problemas de conservación en los estratos polícromos causados por la degradación de los barnices. Con respecto al soporte, no se han detectado deficiencias graves tanto desde el punto de vista material como estructural.  

La propuesta de actuación del IAPH va encaminada a recuperar la percepción de la policromía visible y la última policromía ejecutada. De esta forma se conseguiría la visión más cercana a la última intervención histórica. Además, sería apreciaría una mejor percepción de los volúmenes escultóricos. También se pretende recuperar la morfología original de la cruz, eliminando el entelado que la cubre siempre que no se cause perjuicio a las capas subyacentes. 

El plazo máximo de ejecución de los estudios y tratamientos de restauración del Cristo del Subterráneo se ha calculado en nueve meses y medio. Los trabajos de conservación y restauración se han iniciado y actualmente se encuentran en la fase de fijación de estratos polícromos. El presupuesto total de la intervención asciende a 9.099,89 euros.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario