Portada » Cultura » Una oportunidad para Aída, Rachid y Julio César en el Festival de las Naciones de Sevilla
estudiantes-europeos-feria-naciones-270912
Cultura

Una oportunidad para Aída, Rachid y Julio César en el Festival de las Naciones de Sevilla

Un grupo de estudiantes italianos realizan sus prácticas profesionales en el recinto. El 70% de los proveedores del Festival de las Naciones son sevillanos.

Además de la dinamización cultural y turística de la ciudad en los primeros días del otoño, el Festival de las Naciones también cuenta con un impacto considerable sobre la economía y el empleo en Sevilla, pero sobre todo con casos reales de mentalidad emprendedora que se han vinculado al Festival.

A lo largo de dos decenios de celebración del Festival de las Naciones en Sevilla, se han venido consolidando una serie de relaciones que trascienden en muchos de los casos el ámbito estrictamente profesional, llevando a sus protagonistas a cambiar sus vidas por el éxito obtenido en el evento.

Es el caso de Julio César, integrante del grupo cubano de fononimia Fonotarecos. Fue en 1998 cuando los promotores del festival conocieron a “Papito”, como es conocido en el círculo artístico, y sus historietas musicales en un hotel de La Habana. Le propusieron venir a España, y fue tan grande el éxito obtenido que los cómicos decidieron trasladarse con su familia a Sevilla, dejando atrás incluso el show de televisión con el que contaban en la televisión cubana, y por el que eran conocidos en toda la isla.

Hoy por hoy, Julio César y Alex, su socio artístico, realizan ingeniosas imitaciones de personajes tan célebres como Whitney Houston, Stevie Wonder, Michael Jackson o Tina Turner, utilizando la música y la mímica como recurso, y que consiguen sorprender y sobre todo hacer reír al público que se da cita en los Jardines del Prado.

Debes leer también  Pintando con espray junto a esculturas de La Roldana: polémica en la exposición 'In Nomine Dei'

Otra historia curiosa de emprendimiento es la de Rachid, ingeniero químico de origen marroquí y formado intelectualmente en Francia que decidió probar suerte con un stand de artesanía típica de su país, y que hoy por hoy cuenta con una decena de empleados en la plaza de arte que se ubica en la zona comercial del festival.

Y como ejemplo de extensión familiar del negocio, cabe citar el caso de Aída, socióloga peruana que decidió involucrarse con un stand de artesanía y que un buen día tuvo la idea de servir un ceviche que reportó mejores cifras de ventas que los objetos de arte y curiosidades. Desde ese momento del que han pasado 17 años, decidió apostar por la gastronomía y hoy gestiona uno de las gastrotabernas de mayor éxito del Festival de las Naciones. Sus ceviches, su yuca con salsa de ají panca y su anticucho (corazón de ternera en pinchitos) son buscados por la clientela fija que llega a buscarla cada año al recinto de los Jardines del Prado. Además, también ha probado suerte con la gastronomía asiática, con la colaboración de sus hijas, a las que ha dado trabajo.

Un festival con acento italiano

La organización del Festival de las Naciones también se preocupa por involucrarse en un proceso de continua evolución y aprendizaje. En ese sentido, está resultando de enorme utilidad el convenio suscrito con la empresa consultora sevillana ONECO, especializada en la movilidad de jóvenes estudiantes europeos por todo el continente.

Gracias a ese acuerdo, 14 estudiantes de turismo italianos están realizando unas prácticas profesionales en el recinto de los Jardines del Prado involucrándose en todas las actividades organizativas del evento.

Debes leer también  Polémica por la interpretación de Raphael del himno de Andalucía

“Uno de los objetivos es que los estudiantes salgan de las aulas y le pierdan el miedo a cuestiones como el idioma o las diferencias culturales al trabajar en otro país, como probablemente les toque hacer en su carrera profesional”, explica Ernesto Sarrión, director  general de ONECO, con más de veinte años de experiencia en los procesos de movilidad de estudiantes europeos.

Para el director general del Festival de las Naciones, Sergio Frenkel y en referencia a la importante dimensión turística del evento “la experiencia también está siendo muy positiva para nosotros porque nos ofrece mucha información valiosa sobre aspectos que podemos mejorar, tanto de dentro como del reflejo del evento en el público”. Un ejemplo sería el conocimiento del grado de interés por el Festival de las Naciones por parte de los visitantes de la ciudad en función de sus nacionalidades, según el trabajo de campo realizado por los estudiantes en prácticas en sus primeros días de relación con el evento.

Las prácticas se complementan con una serie de charlas por parte de los responsables de las distintas áreas del Festival de las Naciones, que versarán sobre organización de espectáculos, logística, comunicación y prensa, web y redes sociales y la relación del Festival con la ciudadanía.

El Festival en cifras

El festival es además, un importante generador de empleo, con más de 300 puestos de trabajo directos, a los que hay que sumar en torno a 500 puestos indirectos más que corresponden al 70% de proveedores locales con los que cuenta el evento.  Además, se genera actividad para una cifra estimada de otras 1.000 personas, que ofrecen servicios como el del alquiler de 120 viviendas para los trabajadores directos del Festival.

Debes leer también  Recta final para ver la Nao Victoria y el Galeón Andalucía en Sevilla

El espacio que ocupa el Festival de las Naciones en el Prado de San Sebastián está integrado por un total de 98 expositores, de los cuales, y dentro de la zona gastronómica, existen 2 restaurantes y 13 gastrobares en los que están representadas las gastronomías de Argentina, Cuba, Bolivia, Colombia, México, Perú, República Dominicana, Venezuela, Brasil, Egipto, Marruecos, España, Grecia, Alemania, Francia, Italia, Países del Este, Australia, África, Ecuador, Japón, India, Rusia, y con la novedosa incorporación de los Países Nórdicos.

En cuanto a los expositores de artesanía de los 5 continentes, se ubican en 50 stands que se agrupan en torno a 2 plazas con la configuración de zocos.

La programación cultural del Festival de las Naciones llena una agenda de más de 300 horas de actuaciones musicales, con un total de 54 espectáculos distribuidos en los 46 días de duración del evento.

www.SevillaActualidad.com

Sobre el autor

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required
Sevilla Actualidad