La pintura del artista sevillano, fechada en el siglo XVII, se encontraba olvidada en la sacristía de la parroquia sevillana.

Dos historiadores del arte, Ignacio Cano y Antonio Romero han descubierto a la que se presume como la primera Inmaculada que pintó el artista sevillano Bartolomé Esteban Murillo tras una minuciosa investigación de una obra pictórica que se encontraba olvidada en la sacristía de la Parroquia de San Vicente. Esta investigación ha sido publicada en la prestigiosa revista especializada Ars Magazine.

Inmaculada de Murillo de San Vicente / JM

La obra, datada en torno al año 1645, era atribuida en un primer momento al también pintor sevillano Juan del Castillo, aunque la investigación de estos dos historiadores ha arrojado que las pinceladas y la manera de construir la obra son muy similares a las que utilizaba Murillo en sus pinturas.

Actualmente, la obra se puede observar a la izquierda de la puerta de la capilla sacramental de la Parroquia de San Vicente, junto a la pila bautismal.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *