La Consejería de Cultura inaugura ‘Settecento veneziano. Del Barroco al Neoclasicismo’, exposición que reúne obras de Canaletto, Guardi, Tiéopolo y Bellotto, entre otros grandes maestros. La muestra podrá verse en la capital hispalense desde ayer hasta el próximo 13 de septiembre en horario de martes a sábado de 9:00 a 20:30 horas, domingos y festivos de 9:00 a 14:30.

Sevilla Actualidad. La consejera de Cultura, Rosa Torres, presentó ayer ‘Settecento Veneziano. Del Barroco al Neoclasicismo’, una muestra organizada por la Fundación Banco Santander y comisariada por Annalisa Scarpa. La exposición, que reúne una destacada selección de pinturas de este periodo, está conformada por 51 lienzos de uno de los siglos más brillantes de la pintura veneciana y realizados por importantes pintores de la época.

Se aglutina de este modo una gran selección de pinturas que convierten la muestra en una de las más completas realizadas en España sobre ese periodo y estilo pictórico. Las obras proceden de colecciones italianas, museos, fundaciones y colecciones privadas, y tienen como común denominador: su calidad. La Colección Terruzzi, el Museo di Capodimonte, el Museo Cìvico de Vicenza, la Colección Simona Romano, la Banca Populare di Vicenza, la Galleria dell’Accademia y la Galleria Nazionale de Parma, la Fundazione Querini Stampalia o el Museo Cìvico de Treviso, entre otros, son algunos de los principales lugares de procedencia, constituyendo así una ocasión irrepetible de acercarse a la fuerza de seducción de la pintura veneciana del siglo XVIII.

En el arte veneciano dieciochesco, la pintura figurativa y la pintura de veduta y paisaje se compenetran, conviven, mostrando la evolución de una explosión de gracia, riqueza cromática y vitalidad cultural que invadió y sedujo a toda Europa. Ya se anunciaba ese futuro éxito en el arte de Antonio Balestra y también en el de Antonio Bellucci que, siendo uno de los primeros artistas viajeros de aquel tiempo, dejó los confines de la República lagunar para conquistar las cortes bávaras.

El estilo y el color venecianos de Marco y Sebastiano Ricci, con Gian Antonio Pellegrini y Rosalba Carriera sedujeron a los grandes coleccionistas europeos. Pero quizás fue Jacopo Amigoni el más internacional de los artistas venecianos; pasando de las cortes alemanas a la corte inglesa, terminó su vida en Madrid, tras haber sido durante cinco años pintor de corte de dos reyes españoles. Antes de su desaparición tuvo contacto en la capital española con el que fue, seguramente, el mayor talento del siglo, Gian Battista Tiepolo, al que acompañaba su hijo, Gian Domenico, destinado éste último a conducir la pintura veneciana hasta el mundo neoclásico.

Las expresiones artísticas más importantes del arte veneciano se representan con la veduta y el paisaje, a través del que se definen luces, atmósferas y un increíble juego de reflejos y de claroscuros en las pinturas de Carlevarijs a Canaletto y Bellotto, de Marieschi a Guardi, y con Cimaroli, Zuccarelli y Zais que recogieron en sus telas la transformación, la evolución y la decadencia de una sociedad artística y humana, así como capítulos fundamentales del arte italiano.

Entre algunas obras, destacan la ‘Adoración de los pastores’ de Antonio Balestra, ‘Venus y Adonis’ de Sebastiano Ricci, ‘Triunfo de David’ de Gaspare Diziani, ‘Adoración de los Magos’ de Francesco Fontebasso, ‘La Inmaculada Concepción y ángeles’ de Gian Battista Piazzeta, ‘Paisaje con barqueros’ de Marco Ricci, ‘Veduta inventada con puerto de mar y ciudad amurallada’ de Luca Carlevarijs, ‘Vista del Gran Canal con la Basílica de la Salute hacia el Molo’ de Antonio Canal llamado Canaletto o ‘El Puente de Rialto con la Riva del Vin y del Carbón’ de Francesco Albotto.

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario