Comienza la que podría ser la jornada más atípica de la Semana Santa. Cuatro cofradías, cuatro hermandades para un día de luto y entierro, de alegorismos y tradición. Hoy casi acaba una Semana Santa redonda y completa, algo que no se producía desde años atrás. La noche del domingo, la hermandad del Resucitado pondrá el broche de oro a la semana grande de Sevilla.

Mercedes Serrato. Escuchar los tambores destemplados de Los Servitas es introducirse en algo que va más allá del fervor. Podría decirse, en un lenguaje más profano, que es una excelente puesta en escena, un introito para acoger lo que nos depara el día.

Fundada por huertanos que en aquél tiempo estaban a las afueras de la ciudad, llegará una trinitaria hermandad que rescata un misterio que como poco es interesante. Dios Padre, Dios Hijo, Espíritu Santo, Iglesia dormida, dragón del mal, ángel defensor…

  El silencio se hará al paso de la otra alegoría del día, “La Canina”, imponente sentada sobre el mundo, guadaña en mano… “Muriendo Superó la Muerte” reza la latina leyenda del sudario, llamador en la Zambrana, cardos en el exorno, un conjunto tan único como lo que representa.  Luego todo es entretenimiento, nazarenos de todas las hermandades, representaciones de diversos estamentos… todos invitados al entierro del que yace en la urna.  Romanos con lanza, Duelo…

Es día de Soledad, Servita y de San Lorenzo, llanto de entierro, madre que no encuentra consuelo.  Delante de una cruz, esa Virgen que contempló Fernando III, procesiona en un paso de lo más peculiar. Con él recorrerá su barrio, con él volverá a la noche de San Lorenzo, con él recibirá una lluvia de saetas, una detrás de otra,  entrada en el silencio roto que nos deja el final de lo que intuimos que se acababa hace ya siete días…  Se cerrará la puerta que todo el mundo quiere tocar, y en el eco de la plaza quedará esa saeta: “Soledad de San Lorenzo, no llores tan afligida, tú eres la azucena blanca, hermoso broche de oro, de nuestra Semana Santa”

Y al tercer día…

Resucitó, la Aurora de la mañana nos lo trajo y a Santa Marina llegó para decirle a Sevilla que su historia tenía un sentido, una conclusión, apólogo de la fe, explicación a tanto dolor, entrega plena para dar sentido a tantos siglos de historia… No puede haber alegría mayor que saber que el Domingo, Resucitó.

www.sevillaactualidad.com

{linkr:related;keywords:semana%20santa;limit:5;title:Art%C3%ADculos%20relacionados}

Christopher Rivas

Licenciado en Periodismo y Máster en Sociedad, Administración y Política, puso en marcha el 'Proyecto Deguadaíra', germen de Sevilla Actualidad. Ha pasado por El Correo de Andalucía, Radio Sevilla-Cadena...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *