La Hermandad del Buen Fin, mediante la celebración de un cabildo general extraordinario -con participación de 144 hermanos-, acordaba en la noche de este pasado jueves la restauración del crucificado.

Según se ha hecho público a través de una nota oficial, durante el mismo fue presentado y expuesto a los presentes un estudio, elaborado en las instalaciones del IAPH -Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico-, así como la propuesta de labores de limpieza y restauración previstas para la talla del Cristo.

La imagen, tallada en 1645, es obra de Sebastián Rodríguez, discípulo de Juan de Mesa y coetáneo y colaborador del taller de Martínez Montañés. Fue restaurado en 1979 por Luis Ortega Bru, constatándose que la imagen es de madera maciza y sin clavos en su estructura.

Además de este punto, la junta de gobierno actualmente presidida por José Luis Foronda Balbuena dio a conocer una serie de reformas previstas para las reglas y el reglamento interno de la hermandad, con intención de que sean adaptadas a las nuevas normas diocesanas que entraron en vigor el pasado año 2016. Por último, los hermanos respaldaron mayoritariamente la concesión de la medalla de oro de la corporación a Sebastián Barrera Domínguez, quien fuera hermano mayor y fundador del Centro de Estimulación Precoz que en el presente año cumple su XXXV aniversario.

Avatar

José Antonio Martín

Licenciado en Geografía y experto en Ordenación y Gestión del Desarrollo Territorial y Local, desarrolla toda su formación en la Universidad de Sevilla. Actualmente trabaja lejos de su campo de estudio,...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *