La hermandad del Santo Entierro de Sevilla incorporará a su patrimonio histórico una copia de las reglas de 1647 halladas en Nueva York (EEUU) y que se creían perdidas. No será el documento original, que se encuentra en la Hispanic Society of America de Nueva York, pero sí una versión digital de esas reglas primitivas, localizadas «de manera inesperada» por el investigador y profesor de Historia del Derecho y de las Instituciones de la Universidad de Sevilla (US) Alfredo José Martínez.

«Un hallazgo, no tanto fruto de la casualidad como sorprendente, que se ha producido cuando estaba buscando las reglas remotas de la hermandad de El Silencio. No en vano, hay que reconocer que ese importante documento estaba en el catálogo actualizado de esta institución», afirma el investigador de la US en declaraciones a Europa Press.

El profesor Martínez supo que la Biblioteca de Manuel Pérez de Guzmán, marqués de Jerez de los Caballeros, con unos 10.000 ejemplares, había sido vendida al magnate norteamericao Archer Milton Huntington, arqueólogo, bibliófilo, filántropo y creador años más tarde de la Hispanic Society. «Físicamente no será posible tener el documento original porque esa compraventa se realizó en una época en la que no existía la protección jurídica del patrimonio histórico, pero sí podremos tener una versión digital de las mismas», asegura.

«Ello sería disgregar el patrimonio. Sin embargo, la predisposición y la colaboración de la Society está siendo absoluta desde el minuto uno», añade el también hermano de la corporación con sede en la iglesia de San Gregorio. «Su responsable se ha ofrecido a que, si hay un estudio serio, nos proporciona imágenes en alta calidad y no un PDF, que sí sirve para investigar».

El profesor sevillano se muestra «entusiasmado» por el citado hallazgo. «No se sospechaba que estuvieran ahí. Esa etapa de la historia, en el siglo XVII, fue bastante complicada para la cofradía del Sábado Santo –destaca–, que vivió momentos en los que parecía aletargada». «Al parecer, en ese tiempo, las reglas se disgregaron, si bien, el presbítero Manuel González de Contreras le dio un nuevo impulso a la corporación y fue él quien recopiló en un volumen los pergaminos en los que estaban escritas las anteriores».

En el seno de la hermandad, la noticia ha supuesto una «grandísima sorpresa», en palabras de su hermano mayor, Fermín Vázquez, porque tras la invasión francesa, la corporación perdió «gran parte de su patrimonio, entre el que se encontraban estas reglas remotas, que pensábamos que podían estar en manos de un anticuario».

La hermandad se ha propuesto publicar esos documentos en un facsímil e incluso se plantea un convenio con la Universidad de Sevilla «para que nos ayuden» con la publicación y a la hora de realizar estudios desde diversas disciplinas, «entre ellas el paleográfico». «Queremos que responsables de la Hispanic Society vengan a Sevilla para dar conferencias al respecto. No son conscientes de lo que tienen allí», subraya el hermano mayor.