Vista cenital del Cachorro durante el Via Crucis/ Francisco Javier Comas

El pasado sábado 13 de marzo volvió a ser viernes santo en Sevilla, concretamente en Triana con la salida del Cristo del Cachorro por las calles de su barrio.

 

Miguel Ángel Rodríguez. A las 6 en punto de la tarde el santísimo Cristo de la Expiración (El Cachorro) salió a la calle en solemne Vía-Crucis por un fin social: pedir fondos para la catástrofe de Haití.

El cortejo, presidido por una cruz penitencial, acompañándole dos faroles, un estandarte de la hermandad y numerosos hermanos portando cirios, contó durante toda su procesión con un gran número de público. Los momentos más destacados fueron en la salida, en la capilla de la Estrella, donde se vivieron momentos emotivos puesto que el crucificado entró. También visitó  la parroquia de la O.

El regreso a su capilla estaba previsto a las 22 horas pero finalmente se produjo casi una hora después.

Al crucificado no solo lo portaron hermanos de la hermandad; también lo  portaron políticos del PSOE, PP, representantes de los medios de comunicación, representantes de la policía, y numerosas hermandades como las de Triana y la hermandad de Pasión.

Una emotiva tarde en donde alrededor de 200 huchas fueron recogiendo dinero para ayudar a las víctimas de Haití desde el primer momento de la procesión, una tarde en donde la ciudad al completo colaboró por la causa, y se indignó al ver que el crucificado tuvo que sortear los macetones de la calle San Jacinto, no retirados por el ayuntamiento, pasando por el carril bici recién construido.

Parece que, por fin, la leyenda del cachorro  con la lluvia terminó. Después de 3 meses de insistentes chubascos, el sol lució en un día donde parecía viernes santo.

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario