El Ayuntamiento parece haber tomado nota. A diez años vista, los informes ya desclasificados, no consiguieron despejar nada de lo ocurrido aquellá Madrugá que marcó un antes y un después en torno a la Semana Santa de Sevilla y que vino por momentos a la memoria de los sevillanos durante la misma jornada nueve años después.

Juan C. Romero. La segunda teniente de alcalde y concejal de Fiestas Mayores, Rosamar Prieto, considera que hay más policías en la calle de lo que pueda parecer y las hermandades no tienen un concepto de seguridad «insuficiente». Si bien indicó el propósito del Ayuntamiento de Sevilla de reforzar aún más las medidas de cara a la próxima Madrugá.

El año pasado se revivía el fantasma en diferentes puntos de la ciudad. Sevilla Actualidad, con la participación directa de sus lectores, fue el único medio sevillano que informó al momento de los sucesos, no reconocidos de manera oficial hasta pasados varios días.

Las zonas de Reyes Católicos, la plaza de la Magdalena o la calle Imagen…sirvieron de escenario esta vez para ciertos incidentes y avalanchas al paso de las hermandades de Los Gitanos o la Esperanza de Triana  que a muchos de los presentes recordó a lo acontecido en el año 2000, y que se saldó con una detención, según informaron entonces fuentes del Cecop.

Al respecto, Prieto recordó ayer ante los periodistas lo que denominó un «conato de disturbios registrados durante la pasada Madrugá, que se quedó en un conato no por arte de magia, sino porque hay seguridad», y lanzó un mensaje directo a los sevillanos: la seguridad en la Madrugá no es tarea sólo del Ayuntamiento, «tiene que trabajar tanto la ciudad como su Gobierno».

Sin embargo, pasados diez años poco o nada se sabe de los incidentes que en el año 2000 sembraron el desconcierto en el centro de la ciudad durante la Madrugá, la jornada de mayor concentración de personas en torno a las procesiones de la Semana Santa sevillana:  ¿Juegos de rol, un toro suelto, un enorme cuchillo, un temblor?. Motivo éste que en todo caso obliga a las autoridades a habilitar un importante dispositivo de seguridad, visible o no para los ciudadanos, a fin de contener y atajar incidentes que puedan crear alarma entre las concentraciones de personas que siguen las procesiones.

Ampliar la Carrera Oficial

Entre las medidas para garantizar la seguridad en el recorrido oficial de las hermandades, la edil de Fiestas Mayores hizo referencia a la posibilidad de ampliar la Carrera Oficial por la Magdalena.

En este sentido, manifestó la demanda municipal que el Ayuntamiento defiende desde hace años para la ampliación de la Carrera Oficial, hoy por hoy «excesivamente saturada», situación que a su juicio «beneficiaría» al Consejo de Hermandades ante la reducción del número de sillas que por cuestiones de seguridad se ha llevado a cabo este año.

www.SevillaActualidad.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *