cachorro-sofia-villaron

Desde lo hondo de Triana viene barriendo almas ese Cristo de los gitanos de Machado que quiere morir mejor que nadie y la virgen del Patrocinio viene limpiando la sangre y regañando al miedo.

Detrás, como un recuerdo del pasado, llega con la cruz al hombro ese Jesús jorobaito que es el mejor vecino de Castilla.

Imperio. Majestad. La oscuridad mora en el Arenal y es que Cristo muere digno saboreando la arena del baratillo, como queriendo ser el Dios pleno de una tarde de domingo de resurrección. Levanta con llanto en su caída la virgen de Loreto al hombre de las tres caídas a los pies de la Giralda; qué bella es la batalla cuando todo está perdido y la pasión es un clavo frío que queremos que arda.

‘En verdad te digo, que ésta noche estarás a mi lado en los cielos’ le dice ese Gran Poder crucificado a Dimas y a la ciudad. La virgen de Monserrat con poder avanza, ganando pasos al dolor como la madre que despide al torero que va a burlar la muerte. En estas, uno se pregunta si se llamaba María o Margot. Igual da, porque más bonita es.

Viernes Santo en imágenes, por A. Peña

[widgetkit id=159]

Frío. Así sabe la muerte, a frialdad. Bien lo sabe Cristo ya muerto cuando avanza por Doña María Coronel. ¿Por quién doblan las campanas? ¿Dónde está esa isla ensimismada que es la ciudad?, con la Soledad, llorando como la niña que perdió el alma en una calle cuando se le fue lo que más quería.

Era verdad. Se fueron los otros porque resultaba que era cierto que Cristo había muerto. Como el mejor de los toreros… y Federico volaba por la ciudad cantando su llanto, llanto por la vida porque la muerte se va por las gradas de la memoria con toda su desdicha a cuestas. Déjanos al hombre, que aquí la muerte se va con su sensualidad a otra parte y no queremos ver la sangre abierta, que ya el dolor y la muerte se empiezan a pasar y en la arena… la vida misma.

Viernes Santo en vídeo, por Miguel G. Rizo

Una jornada «sin incidencias destacables»

“Con absoluta normalidad, sin incidentes destacables y cumpliéndose los horarios”. Así se ha cerrado la jornada del Viernes Santo en Sevilla, según el balance ofrecido hoy por el delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera.

«El calor nos dio una tregua, de ahí que en los puntos de avituallamiento de agua de Emasesa se registró una menor actividad en el reparto de agua. Fue, de hecho, una tarde de Viernes Santo con el esplendor que todos queremos para cualquier jornada y con las hermandades haciendo sus estaciones de penitencia sin agobios», ha indicado.

Tussam transportó a 170.952 viajeros, con las líneas 3 (Pino Montano Bellavista), la 2 (Barqueta-Polígono San Pablo-Heliópolis) y 12 (Pino Montano-Ponce de León) como las que contabilizaron mayor afluencia. En el acumulado desde el pasado Domingo de Ramos, esa demanda se ha situado en 1.461.723 viajeros, un 6,6 por ciento más que el año pasado, y considerando desde el Viernes de Dolores, 1.947.146 viajeros, un 6,4 por ciento superior.

Y en cuanto al plan especial de limpieza de Lipasam, durante este Viernes Santo se retiraron 135.745 kilogramos en la zona de influencia de la Semana Santa. Además, se realizaron 245 acciones informativas, 56 más que el año pasado, recordando el debido cumplimiento de la normativa municipal.

Por su parte, los dispositivos sanitarios tanto del 061 como del servicio de Salud del Ayuntamiento de Sevilla no detectaron incidencias de gravedad, en parte por el servicio prestado por parte de Emasesa en coordinación con el Cecop. En total, se repartieron durante la jornada 7.500 vasos de agua en los dispositivos puestos en marcha en el recorrido de las hermandades (73.500 en lo que llevamos de Semana Santa) en una jornada con bajada de temperaturas con respecto a las anteriores.

Avatar

Jaime Fernández-Mijares

Nacido en 1989 en Sevilla. Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla y Máster en Tributación y Asesoría Fiscal por la Universidad Loyola Andalucía. Forma parte de 'Andaluces, Regeneraos',...