Portada » Cofradías » El atril espera a Rafa Serna
alineto-al-pregonero-2016
Cofradías

El atril espera a Rafa Serna

Rafa Serna: “Me conformo con querer a Sevilla; no le pido que me quiera”

Los naranjos lanzan el tímido perfume de un azahar que tal vez, por mor de la climatología, no anuncia sino que insinúa. Mientras, la parte cofrade espera a escuchar aquello que Rafael González-Serna tiene que anunciarles.

El domingo inmediatamente anterior al de Ramos, da para gran número de cofrades, el pistoletazo de salida para encarar la recta final que deriva en la Semana Santa.

Tampoco se puede olvidar que hay otro sector del mundo cofradiero, que afirma no sentirse representado en esta clase de actos, pues los consideran algo alejados de la realidad de tantas y tantos cofrades. Es en este punto crítico, donde la misión del pregonero (cuando este en concreto cuente con mujeres estaré encantada de conjugarlo con femeninos) se hace ardua, suponiendo que el sujeto tenga la intención de llegar a la gente, que también se han visto casos de quienes no lo consiguieron porque ni lo pretendían.

Y aunque las comparaciones sean odiosas, Rafael González-Serna llega al atril maestrante tras el literario, y quizás no del todo apreciado, pregón de Lutgardo García, quien logró introducir interacciones musicales en su glosa, lo que no consiguieron algunos de sus antecesores y que González-Serna también ha anunciado que hará.

El favor del público, en cierta medida tal vez puede traerlo de casa, pues su popularidad en esta ciudad ya era saludable antes de ser nombrado pregonero. Pero la ingratitud del respetable también está ahí, legítima y casi inexplicable a veces. Afirma haberle leído el pregón a Monseñor Asenjo y que a este le ha gustado; interpreten la anécdota como quieran…

Pregonero, pregón y Sevilla

Respondía amablemente el pregonero a las preguntas de nuestro compañero Francis Segura el pasado jueves. En esa entrevista, se dilucidaban ciertos nervios, pero tal vez, en ese sentido contrario que siempre se encuentra en las antagónicas dualidades sevillanas, cierta seguridad, que es muy necesaria a la hora de abordar esta tarea.

El pregonero tendrá la doble misión de enfrentarse a su tarea, la de pregonar, y a la crítica. Es tan complejo lo que Sevilla implica en ambos sentidos, que casi no se sabe que es más complicado. Pero Rafael se lo toma con filosofía, conocedor de la urbe, su gente, su “gracia”.

Los meses hasta llegar al ansiado domingo, son agridulces y complejos. Hay quien ha llegado a definirlo como un estado emocional parecido al de la montaña rusa, frenético, a veces con presión, a trechos con calma y relajo.

Cuando suene Cristo en la Alcazaba no habrá marcha atrás, el pregonero y su público se mirarán frente a frente.

Sitio y hora

Algún periodista morado ha llegado a afirmar que hay cuchilladas por una entrada para este pregón. Claro está, poca gente tiene el valor de hacer afirmaciones como “Al pregonero le está costando la misma vida colocar las entradas” cuando se trata de alguien, que por los motivos que sea, se ve en esa tesitura.

Y pese a todo, raro es el año que no se debate, más a nivel informal que otra cosa, sobre la sede del pregón. Vuelve a cuestionarse el criterio para el reparto de entradas, y desde hace años, se sugiere que FIBES podría ser un nuevo emplazamiento, aunque a renglón seguido siempre hay quien hace la gracia de que ir a Sevilla Este no tiene sabor, ni besamanos cercanos ni nada. Probablemente ya se han olvidado las críticas que en su día recibió la ubicación actual frente al encanto romántico que sigue poseyendo el Lope de Vega. También es cierto que hay casos en que somos demasiado jóvenes para recordar dicha liza, pero sea como fuere, parece haberse desinflado la corriente de quienes apostaban por llevar el pregón a la Catedral, como actualmente ocurre con el de las Glorias, que posee un acceso más democrático y universal en cuanto a este aspecto.

Rafa Serna ha sido extremadamente sincero y coherente cuando se le ha preguntado por dichas cuestiones. Admite que FIBES sería algo frío y probablemente, demasiado grande, y que tal vez la clave estribe más en el sistema de reparto de entradas.

Ante tanta lógica, no se desanimen, el debate volverá a las barras de los bares en cuanto se produzca el nombramiento de quien anuncie la Semana Santa de 2017.

Sobre el autor

Avatar

Mercedes Serrato

Técnica Superior en Integración Social, Graduada en Trabajo Social, Especialista Universitaria en Mediación, Máster Oficial en Género e Igualdad. Actualmente Doctoranda en CC. Sociales; investigadora irremediable, considera la escritura como una gimnasia obligatoria a la vez que placentera.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required