Las malas previsiones, confirmadas posteriormente, dejaron en negro un Martes Santo más en Sevilla/ @pedromblanco
Un lluvioso día de Semana Santa / SA

Qué triste es el vacío, la ausencia de todo, la certeza de nada, el desconsuelo de la impotencia, la angustia silente de hacer lo lógico, de hacer lo inevitable.

 [widgetkit id=9]

Las supercherías tienen un catálogo a todo color donde puedes encontrar la tuya, esa casualidad matemática que hace que lo de estos últimos tres años sin Martes Santo tenga una justificación, un porqué.  Yo, como todos, me quedo con la mía. A raíz de un pequeño percance de tráfico una de mis rodillas no está todo lo bien que me gustaría, y desde entonces saco papeleta de sitio de caridad pero no la mía para procesionar; esto viene ocurriendo los últimos tres años.

La Hermandad de San Esteban tiene el claro objetivo de tener las capas y los antifaces del color justo que debe estar el cielo en los días como hoy pero últimamente no es así, el cielo no es un reflejo del suelo, y todas las ilusiones se van a otro lugar arrastradas por el agua de la lluvia. Por muy optimista que se sea, se sabía que la cosa era complicada. La sabia decisión del Cerro abría un continuo goteo de negativas y una tras otra, las hermandades del Martes Santo se iban cayendo de un cartel que ya se ha suspendido demasiados años.

La hermandad es todo el año, la cofradía solo uno, pero en cierto modo una se retroalimenta de la otra en una simbiosis en que ambas se nutren de lo mismo.

Los días como hoy son tan descorazonadores que me cuesta recordar la ilusión de la misa preparatoria para la Estación de Penitencia de esta mañana, la ilusión de visitar otros templos pensando que un milagro ocurriría y no podría ver a esos titulares en la calle porque solo tendría atención para los míos…

Pese a todo se intenta luchar como se puede contra el pesimismo, soñando con Tejera en el Cristo de Burgos, buscando el mejor peinado para la mantilla del Jueves Santo…

Toda la jornada ha sido la búsqueda de una explicación, un sentido, algo que si lo exprimes demasiado te puede llevar a la angustia o a la desesperación, así que lo mejor de todo es no pensarlo mucho y por supuesto, el año que viene, saco papeleta.

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad