La visita que iba a realizar el Cristo del Gran Poder a las parroquias de la Blanca Paloma, la Candelaria y Santa Teresa con motivo del Año Jubilar decretado por el Vaticano podría producirse este otoño. La pandemia de la COVID-19 impidió que se pudiera realizar el traslado del Señor el pasado mes de octubre, pero la hermandad no descarta por completo que se pueda realizar entre los meses de octubre y noviembre.

El avance de la vacunación, con la posibilidad de que la inmunidad de grupo llegue antes de finalizar el verano, podría propiciar que esta serie de eventos multitudinarios volvieran a celebrarse en Sevilla. En una hoja informativa que la propia hermandad distribuye entre los hermanos señala que «desea fervientemente la celebración de estos cultos en 2021».

La posibilidad del traslado del Señor de forma privada no es una posibilidad para una hermandad que, si las autoridades civiles y el Arzobispado permiten, está dispuesta a acercar al Señor del Gran Poder a estos barrios desfavorecidos de la ciudad.

El próximo 25 de junio se celebrarán elecciones en el seno de la hermandad, a las que concurre en una única lista el actual teniente de hermano mayor, Ignacio Soro. Tras la toma de posesión de esta nueva junta de gobierno se dará forma a un proyecto que podría traer de vuelta la religiosidad popular a las calles de Sevilla tras la pandemia de la COVID-19.

Miguel Salvatierra

Periodismo. Apasionado por la comunicación. Aprendiendo todos los días.

Deja un comentario