Audiencia provincial de Sevilla
Audiencia Provincial/ SA

La Audiencia de Sevilla ha condenado al ex mayordomo de la hermandad de El Valle a dos años de cárcel, tras haberse apropiado 134.000 euros de los fondos de la corporación. Los hechos ocurrieron entre 2007 y 2015, tiempo en el que estuvo al frente de la gestión económica.

La condena es por un delito de apropiación indebida que incluye una multa de 8 meses con cuota de 6 euros (1.440 euros), además de tener que devolver los 134.000 euros más intereses mencionados anteriormente.

La sentencia declara probado que en el periodo comprendido entre 2011 y 2015, «el acusado expedía cheques que cobraba por ventanilla y cuyo importe en buena medida hacía suyo, al igual que hacía con parte de los ingresos que recibía la hermandad en metálico, si bien algunas cantidades sí se destinaron al pago de gastos reales efectuados por la hermandad, pues aunque los talones debían ir con la firma mancomunada de dos altos cargos de la hermandad, generalmente el acusado y el hermano mayor, no existía control posterior alguno por el resto de los miembros de la junta sobre el destino que efectivamente daba el mayordomo al dinero».

Manipulaba las hojas Excel para disimular

El condenado manipulaba los datos de la hoja Excel para que la hermandad no sospechara de sus intenciones, «para disimular y ocultar las cantidades de las que se apoderaba, el acusado copiaba en una hoja de Excel los movimientos de la cuenta bancaria, movimientos que acto seguido modificaba a su antojo, simulando salidas de efectivo, pagos o gastos que en realidad no se habían efectuado, creando el acusado una especie de cuenta de banco paralela que era la que se presentaba para la aprobación de las cuentas anuales de la hermandad», precisa la sentencia.

En sus comienzos como mayordomo, dos miembros de la junta le ayudaban a ejercer las tareas. Simplemente se limitaba a plasmar en Excel las cuentas y datos que les proporcionaba.

Sin embargo, la Audiencia declara que es imposible el control de dinero efectivo que recibía el acusado ya que nadie hacía recuento de ello. El acusado ingresó en su propia cuenta bancaria parte de este dinero entre 2006 y 2011.

Fue en 2011 tras el nombramiento de Lucas Maireles como hermano mayor, cuando el acusado tuvo un mayor control ya que la hermandad confiaba plenamente en él.

134.000 euros robados

Ha reconocido ante el hermano mayor, una distracción de más de 77 mil euros y en 2015 firmó dos pagarés de 67 mil euros impagados. Además, enviaba al hermano mayor fotos de una supuesta transferencia de 70 mil euros que nunca llegó. Y en 2016, firmó otro reconocimiento de deuda de 56.847,93 euros. 

Finalmente, la Audiencia da por cierta la de 134.000 euros, resultante de sumar estos 56.847,93 y los 77.152,07 ya reconocidos y ambas cantidades de mutuo acuerdo. Pero precisa que el total “pudo ser mayor visto el contenido de los informes de los peritos”.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *