La resistencia del estuario del Guadalquivir es limitada y se ha reducido la diversidad biológica del río. /SA

La Autoridad Portuaria de Sevilla y el CSIC describen como «lamentable» el estado del Guadalquivir y proponen en un estudio la revisión del esquema de trabajo con el fin de reducir las actividades humanas en el río.

Sevilla Actualidad. El estuario del río Guadalquivir debe gestionarse de forma integrada e integral. Esta es la conclusión a la que han llegado este viernes la Autoridad Portuaria de Sevilla, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y los coordinadores del informe ‘Propuesta metodológica para diagnosticar y pronosticar las consecuencias de las actuaciones humanas en el estuario del Guadalquivir’ tras la presentación del estudio promovido por el Puerto de Sevilla dentro del proyecto de dragado del río Guadalquivir.

Los investigadores coinciden en que el estuario del río se encuentra en un estado “bastante lamentable”. En este sentido Javier Ruiz, investigador del Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía (Icman), centro del CSIC, considera que se trata de un ecosistema muy alterado, cuyas funciones naturales han quedado anuladas al sustituirlas por funciones artificiales que consumen suelo, agua y energía.

Por ello, Ruiz ha recordado el proceso de ocupación y transformación que ha sufrido el río durante el último siglo, como la reducción de la entrada de agua dulce o la polución química, ante lo cual ha defendido la revisión del esquema de trabajo para minimizar las actividades humanas en beneficio del desarrollo sostenible del estuario.

Junto con Javier Ruiz, el investigador del Centro Andaluz de Medio Ambiente de la Universidad de Granada, Miguel Ángel Losada; el presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Manuel Fernández; el director del Puerto, Fausto Arroyo; y el coordinador del CSIC en Andalucía, miembro de la Comisión Científica sobre el dragado y director de la Estación Biológica de Doñana, Fernando Hiraldo, han presentado el informe sobre el estuario del río, confeccionado desde 2008 por las Universidades de Granada y Córdoba y por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Asimismo, el investigador del Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía y uno de los coordinadores del estudio considera que, como consecuencia de todas esas transformaciones, la resistencia del estuario es limitada y que, tras la toma de más de 80 millones de datos, las aguas del río son cada vez más turbias, la marea es asimétrica y se ha reducido la diversidad biológica y el potencial pesquero.

Además, el informe revela que el estuario no produce oxígeno ni, por tanto, produce fotosíntesis lo que, a su vez, reduce su biodiversidad. Todo ello, unido a los altos niveles de carbono liberado, que superan los niveles de la atmósfera. Por estas razones, Ruiz considera que es necesario plantear y revisar algunos objetivos socioeconómicos y medioambientales para poder salvar el río.

Por otra parte, el presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Manuel Fernández, ha afirmado que “nunca veremos un Guadalquivir idílico”, ya que el proyecto del dragado está a la espera de que el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) y la Consejería de Medio Ambiente conformen la Comisión de Autoridades Competentes, que será la que aprobará las actuaciones en el estuario.

Asimismo, la Autoridad Portuaria ha dicho que ya se está trabajando en el proyecto de protección de márgenes y profundidad, en base a la Declaración de Impacto Ambiental de 2003.

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *