El Comité Director del PSOE-A eligió ayer por unanimidad al vicepresidente segundo y consejero de Economía y Hacienda como candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía. El martes y miércoles de la próxima semana se celebrará el debate de investidura en el Parlamento. Antes, Fuensanta Coves se reúne mañana con los tres partidos representados en la Cámara.

Antonio Campos. Faltaba tan sólo la foto de la familia socialista andaluza con la mano alzada mostrando su respaldo para hacer oficial la designación de Griñán como candidato a sustituir a Manuel Chaves. El que fuera elegido “a dedo” por el que hasta hace unos días fuera presidente de la Junta esperó a la proclamación de ayer para tomar la palabra y mostrar su deseo de ser el próximo máximo dirigente del Gobierno andaluz.

El Comité Director del PSOE-A, que se reunió en la tarde de ayer durante más de dos horas, ratificó de manera unánime y tal como se esperaba la propuesta del secretario general del partido de proponer al hasta ahora vicepresidente segundo y consejero de Economía y Hacienda como nuevo presidente andaluz.

De esta forma, se hace manifiesta la decisión del aparato socialista de confiar el futuro de la Comunidad al hombre de confianza y amigo de Chaves. Un Griñán que, a pesar de que no representa el relevo en la autonomía, garantiza la estabilidad del PSOE en tanto no se celebren nuevas elecciones en Andalucía.

En su primera intervención pública desde que se filtrara la noticia, el próximo presidente de la Junta ha querido agradecer la confianza de todo su equipo en la dirección socialista y ha insistido, en respuesta a las acusaciones de la oposición, en que “mi legitimidad es la del partido más votado en las últimas elecciones”.

Ahora queda por ver si Griñán encabezará la candidatura socialista en las próximas elecciones autonómicas de 2012. Aún quedan tres años, pero el futuro presidente ya ha dado los primeros pasos para ganarse la confianza de los más escépticos entre sus filas y ha anunciado que formará un nuevo Gobierno capaz de hacer frente a la difícil situación por la que pasa la región, que en cuestión de semanas podría alcanzar el millón de parados.

De hecho, incluso empiezan a hacerse las primeras quinielas. Entre los nombres suenan los de Luis Pizarro, vicesecretario general del PSOE-A, Carmen Martínez Aguayo, viceconsejera de Economía y Hacienda, Antonio Ávila o Josefina Cruz. Así, se espera que hoy mismo Griñán empiece los contactos con las posibles incorporaciones.

Debate de investidura los días 21 y 22

Mientras tanto, la presidenta del Parlamento andaluz, Fuensanta Coves, iniciará mañana la ronda de contacto con los portavoces designados por los tres partidos con representación parlamentaria, PSOE-A, PP-A e IULV-CA. Será ésta última la primera de las formaciones en entrevistarse con Coves, y lo hará a las 11 horas. Ya al mediodía, la presidenta se verá con el portavoz popular para, una hora más tarde, recibir al representante socialista.

Presentada la renuncia de Manuel Chaves a la presidencia de la Junta la pasada semana, el debate de investidura se celebrará en el antiguo Hospital de las Cinco Llagas el martes y miércoles de la próxima semana, los días 21 y 22. Así, y una vez que Griñán sea elegido por la Cámara como nuevo presidente del Gobierno autonómico –gracias a la mayoría con que cuenta el PSOE en el Parlamento-, tomará posesión de su nuevo cargo a finales de la misma semana.

Ésta es, informa Europa Press, la segunda vez que se produce un relevo en estas circunstancias. En la primera legislatura, el 16 de febrero de 1984, Rafael Escuredo dimitió como presidente de la Junta a mitad de su mandato, siendo sustituido por José Rodríguez de la Borbolla, que tomó posesión como nuevo presidente de la Junta el 8 de marzo del mismo año.

La oposición pide elecciones anticipadas

Agencias. Los principales partidos de la posición han reiterado su rechazo a la designación de José Antonio Griñán como próximo presidente de la Junta. Así, el presidente del PP-A, Javier Arenas, reclama la convocatoria de elecciones andaluzas anticipadas porque la Comunidad Autónoma no se puede permitir, en su opinión, tener durante tres años un presidente de la Junta «interino» y que no cuenta con la «legitimidad de las urnas”.

«Andalucía no se puede permitir tres años tener un presidente interino cuyo liderazgo no ha pasado por las urnas», recalcó Arenas, quien se mostró convencido de que ha llegado la hora de llamar «a los andaluces a las urnas para que puedan decidir sobre un nuevo presidente». Recalcó además que Andalucía no puede contar con un Gobierno «provisional en el peor momento» de su historia desde el punto de vista económico y social. «Andalucía no es una monarquía hereditaria aunque alguien se haya considerado el rey sol», indicó Arenas.

Por su parte, Diego Valderas, coordinador de IU-CA, muestra su rechazo a José Antonio Griñán por no contar con la «legitimidad de las urnas» para convertirse en el próximo presidente de la Junta de Andalucía.

Por último, y desde el Partido Andalucista, Pilar González cree que «lo mejor» sería darle la palabra a los ciudadanos, a través de elecciones autonómicas anticipadas. La líder de los andalucistas considera que los ciudadanos tienen derecho a decidir con «libertad» sobre su futuro y sobre qué liderazgo quieren en la comunidad en la que residen.

www.sevillaactualidad.com

{linkr:related;keywords:gri%C3%83%C2%B1%C3%83%C2%A1n;limit:5;title:Art%C3%83%C2%ADculos+relacionados}

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para laSexta. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro...