Portada » Andalucía » “Si la película te encanta podría fascinarte el libro”
Andalucía

“Si la película te encanta podría fascinarte el libro”

El 16 de diciembre se celebra en Andalucía, el día de la lectura. Para hacer nuestro particular homenaje hemos entrevistado a Belén García, una joven, que pronto terminará sus estudios en el grado de periodismo. Sin embargo, el mundo de la información y de las ruedas de prensa no es lo que más interés despierta en ella, siendo la lectura su gran pasión. Entre apuntes, exámenes y trabajos, Belén saca tiempo para gestionar el blog literario Lose Sleep Reading y para organizar todos los años el único evento de literatura juvenil de la comunidad, la Andalucía Reader Con (ARC).

– ¿Cuál es tu trayectoria dentro del mundo de la literatura?

– Pues, yo no soy de esas personas que lee de toda la vida. Normalmente, el perfil del lector viene a ser el de la persona que lee desde pequeña y ese no ha sido mi caso. De hecho, desde siempre he odiado los libros hasta que llegó un punto de inflexión y empecé a leer. Más o menos cuando estaba en el segundo curso de secundaria.

Esta afición no la compartía con nadie de mi entorno porque es cierto que las personas de mi círculo no leían. Hasta que entré en bachillerato donde conocí a una chica que leía los mismos libros que yo. Ella me comentó que tenía un blog sobre literatura. Esto sería hace unos cinco o seis años. Y ahí fue cuando empecé con mi blog literario, en el cual incluyo reseñas, comentarios y críticas sobre obras que me he leído. En aquel momento este tipo de cosas estaba en auge. Así, comenzabas a entrar en grupos de gente que hacía lo mismo que tú, conocías a gente por las redes sociales…

A través de eso me fue gustando más la literatura. A la vez fui creando un grupo de amigos de toda España también interesados en los mismos temas. Y en un punto decidí acudir a mi primer evento literario, en Madrid, era una reunión de estos bloggers. A raíz de eso pensé: en Madrid y en Barcelona se hacen muchas cosas… Pero aquí en Sevilla no se hace prácticamente nada y un día unos amigos y yo decidimos hacer algo aquí. Y así nació la Andalucía Reader Con.

Belén García: En Madrid y Barcelona se organizan muchos eventos de literatura pero en Sevilla no se hace prácticamente nada.

Poco a poco fui conociendo también a personas, de estas mismas que gestionaban los blog, que tenían afición por la escritura y comenzaron a escribir y publicar sus libros. De manera que si hacían una promoción en Sevilla, como yo estaba aquí, me elegían para presentar sus obras. Con eso me metí también en el mundo de las presentaciones. Empecé a hablar y coger confianza con las librerías para organizar eventos allí…

Has explicado que antes no te gustaba leer y ahora sí. ¿A qué se debe ese cambio?

Antes de la ESO, seguramente habría leído algo, Kika, Superbruja y poco más, quizás alguno de Los cinco. Durante estos cursos nos obligaron a leer algunos libros que fueron un acierto total, como El Baile de los Lobos de Laura Gallego. Yo creo que fue aquí cuando todos los compañeros de clase a los que nos gustó el libro nos dimos cuenta de que no todas las lecturas tienen por qué ser aburridas.

Este punto coincide con el estreno de la película de Crepúsculo y al verla comencé a leerme los libros. Sabía que existía esta saga porque tenía conocidos a los que les gustaba muchísimo, pero como eran libros… Además me obligaron a entrar en la película. Pero tengo que admitir que con solo 14 años llegó mi momento fangirl, me hice una friki total de la saga. Y así pasé de no leerme un libro en mi vida a leerme esos, que son bien extensos.

Una vez que me los leí y vi que me habían enganchado muchísimo… que había llegado incluso a levantarme antes de tiempo para leer y acostarme mucho más tarde por leer, dije: me puede pasar con otros libros. Y empecé a investigar, ir a la biblioteca, sacar libros porque, claro, tampoco me los iba a comprar sin saber si me iban a gustar o no, de vez en cuando me compraba algún libro… Aquí empezó mi gran afición por la literatura.

Así que se puede decir que el primer libro que te leíste como hobby es Crepúsculo. ¿Y el último?

Pues ahora mismo me estoy leyendo una continuación del último que terminé, es la saga de La Luna Roja de Cotrina.

Parece que encontraste en estas obras un tipo de literatura que te gustaba, ¿sigues en esa línea?

Sí, sigo en esta línea, aunque no tengo miedo a salirme de ella. Yo, por norma general, suelo leerme la sinopsis, si me atrae lo apunto en la lista y si no me atrae pues no lo apunto. Si es cierto que por norma general suelo tirar para la literatura juvenil. No siempre fantástica, pero sí que tengo tendencia a la fantasía o la ciencia ficción antes que las novelas basadas en la realidad. Además, la mayoría de ellas suelen estar calificadas como novela juvenil o new adult. También hay veces que leo romántica.

Debes leer también  Coca-Cola cierra su planta en Málaga para concentrar la producción en Sevilla

Según el CIS 2014 de lectura, el 37% de los padres no leen cuentos a sus hijos ¿Crees que esto tiene alguna influencia en el futuro acercamiento que los jóvenes hagan a la lectura? ¿Crees que ha sido importante la influencia de tus familiares durante tu infancia para que ahora sientas esa pasión por la literatura?

Personalmente no recuerdo si mis padres me contaban cuentos. No tengo un recuerdo como tal. Lo que sí me acuerdo es que mi abuela me los contaba, pero no siempre leídos. Si es verdad que en mi familia siempre ha habido una biblioteca muy amplia y yo he visto a mis padres leer como tal pero a mí no me ha afectado.

Ya te digo, cuando yo decidí leer fue por gusto, no porque yo lo hubiera visto en casa. No es una cosa que creo que influya mucho. Lo que sí influye es que, obviamente, si tus padres en ningún momento te introducen en la literatura y la imagen que tú tienes de los libros es la que extraes de las obras que te mandan en el colegio, que generalmente son muy aburridas, nunca vas a poner un interés por leer.

O sea que para ti uno de los problemas relacionados con el bajo índice de lectura, que reflejan muchos estudios españoles, es que desde edades muy tempranas se hacen acercamientos a libros que no son apropiados y se hacen aburridos.

– Sí, completamente de acuerdo. Por ejemplo, ahora hay un movimiento muy amplio del tema cuentacuentos y los niños se lo pasan genial. Es más, conozco una librería en Sevilla, Rayuela, que hace hasta noches literarias con niños. Se quedan a dormir y hacen una gymkana y juegos dentro de la librería y se lo pasan estupendamente. A los niños les cuentas esas historias y las disfrutan muchísimo, y más si se interpretan y se consigue hacerlos parte de la historia.

Lo que quiero decir es que los niños no se aburren. No creo que nadie se aburra. El problema es cuando lees algo sin tener el nivel de madurez adecuado, sin estar preparado para alguien de tu edad. Todos, no creo que haya alguien que durante su etapa escolar no haya tenido que enfrentarse a ‘los clásicos’. Esos libros no los aguanto ni yo ahora, ¿cómo los iba a afrontar hace diez años? Me leía tres páginas y me quedaba dormida. Con todo esto, se consigue asociar la lectura con el aburrimiento.

Belén García: “El problema es cuando lees algo sin tener el nivel de madurez adecuado, sin estar preparado para alguien de tu edad”

Es lo que digo, cuando leí en secundaria a Laura Gallego, me encantó. Ahora, me haces leer La Celestina o El Quijote y no son adecuados. Entonces, generas un rechazo hacia la literatura y se consigue encasillar a todos los libros como algo aburrido y eso impide la motivación por buscar otros géneros que puede que te gusten más. Al final, acabas viendo la película basada en la novela, y lo que no pensamos es: si la película te encanta podría fascinarte el libro.

Es cierto que los datos arrojados sobre índice de lectura son contradictorios. El CIS 2016 recoge que “el 36% de la población española no lee nunca o casi nunca lee”. Sin embargo, otros estudios privados como el realizado por la compañía GfK, explica que España es el segundo país de la muestra que más lee, junto con Gran Bretaña y por debajo de China. ¿Cuál de los dos datos crees que se asemeja más a la situación real?

– Yo es que creo que depende mucho de los parámetros que se tengan en cuenta para el análisis. No es lo mismo que en ese “nunca leen” entendamos solo libros en formato papel, o que se incluya también el formato digital, las noticias en periódicos… Porque leer como tal… leemos cualquier post en una red social o un folleto o publicidad de la calle. ¿Qué es leer?

También existen lectores esporádicos, otras personas a las que el tiempo no les permite leer con regularidad. Puede haber personas que se lean dos libros al año, e igual eso no se plasma en los estudios. Si creo que hay personas que leen, lo que pasa es que también hay muy ocultismo, sobre todo entre la gente joven, a la hora de reconocerse como lector.

Debes leer también  El TSJA ratifica las medidas de restricción en Casariche

– ¿Crees que aún se asocia la lectura con estereotipos negativos?

Claro. Cuando eres más mayor reconocer que lees es reflejarse como alguien ilustrado y con inquietudes culturales. Pero a nivel juvenil se asocia con las personas introvertidas, aburridas, con un friki vamos. Entonces, me consta que hay mucha gente que no dice que lee.

ARC. Belén el resto de organizadores y autores y editores que participaron

– Mientras que el CIS 2014 anunciaba que los jóvenes entre 18 y 24 años son el segmento poblacional que en segundo lugar muestran menos interés por la lectura, el Observatorio de la Juventud en España 2014 explica que desde 2014 los jóvenes leen un 29.6% libros más respecto de 2007.

– La realidad que yo vivo es una muestra de que los jóvenes sí leen. Lo que ocurre es que no te das cuenta hasta que no te metes en ese mundo. Yo he sido joven no lectora y joven lectora, y una vez que me convertí, vi todo el mundo que hay detrás de la literatura juvenil.

Los adultos tienden a pensar que los jóvenes no leen, pero no están dispuestos a ver que los movimientos en redes sociales, por ejemplo, a nivel de literatura son bestiales. En Instagram abundan las cuentas y las fotografías de libros exclusivamente, en Twitter igual y cada vez son más frecuentes los blog que siguen esta temática, que ya eran muchos cuando yo empecé.

Es que la realidad que yo vivo refleja que los que realmente leen son los jóvenes, precisamente. Incluso podría decir que son los que más leen, aunque no sean los que más libros compran. ¿Cómo voy a decir yo que los jóvenes no leen si yo estoy organizando un evento de literatura para jóvenes al que vienen personas de toda España?

Belén García: “la realidad que yo vivo refleja que los que realmente leen son los jóvenes, precisamente. Incluso podría decir que son los que más leen, aunque no sean los que más libros compran”

Y, por otra parte, un amplio sector de ventas es el juvenil. No hay más que ver como se ha aumentado el espacio de las librerías destinadas a esta sección. Además, el mundo editorial se ha hecho eco de esto y lo manifiesta. Ahora mismo prima mucho lo digital, la promoción en redes sociales y esto es así porque las editoriales se preocupan de orientar su mercado hacia los más jóvenes. Los que promocionan son los jóvenes, los que hacen vídeos son los jóvenes, los que realizan críticas y reseñas en blogs son los jóvenes. Toda la promoción digital se orienta a este sector del mercado y por eso, todas las editoriales tienen una web, Instagram, Twitter y Facebook.

Ya que has sacado el tema de la ARC. ¿Cómo ha ido este año?

Hemos ido creciendo exponencialmente. El primer año fue una cosa muy improvisada, no a nivel organizacional, sino que no preveíamos la acogida que íbamos a tener. El segundo año llegamos mejor preparados y ya este año ha tenido un gran éxito. Han pasado durante el fin de semana aproximadamente 400 personas, que han participado al menos en una de las actividades, coloquios o juegos que proponemos para incentivar la lectura.

Nosotros estamos muy orgullosos de poder decir que somos los únicos organizadores de algo así en Andalucía. Además, todos agradecen la labor porque no se hace nada así aquí. Los participantes se sienten muy agradecidos de que nosotros podamos acercar la literatura al sur de España a través de estos eventos, que son muy recurrentes en Madrid o Barcelona por ser capitales grandes y porque allí se sitúan la mayoría de editoriales y autores.

– Obviamente esta es una buena forma de incentivar la lectura. ¿Pero podrías apuntar alguna otra clave para que los jóvenes leyesen más?

Los primeros es que en los colegios se cambien las lecturas obligatorias. Está comprobado que un cambio de sistema funcionaria, ya lo han hecho algunos profesores. Quizás es más cómodo para alguno de ellos no cambiarlo pero muchas veces hay que hacerlo.

Después, plantearlo como otra forma de entretenimiento. Quiero decir, a lo mejor leer, como actividad, requiere de una mayor concentración que cualquier contenido audiovisual, pero también es más gratificante. Por lo cual, si lo que ves en forma de película o audio te está gustando, puedes probar a leerlo. Sin embargo, lo difícil es deshacernos de ese rechazo. Yo creo que la clave es plantearlo como algo divertido.

Debes leer también  Andalucía suma este domingo 1327 casos de Covid y 6 fallecidos

Personalmente, conozco a algunas personas que han venido a la ARC como acompañante, sin interés importante por la lectura, y han acabado leyendo alguno de las novelas que proponemos. Simplemente, porque hemos sabido plantearlo de otra forma.

Cambiando de tercio. ¿Te gusta más leer en formato digital o en papel? ¿En qué formato es más recurrente tu lectura?

Yo leo más en formato digital, porque los ejemplares son más baratos. Para mí, es sobre todo, una cuestión de precio. Pero a todo el mundo le gusta tener el libro en papel, el olor, tener que buscar una postura, llevarlo, tocarlo, detenerse o ir hacia atrás en las hojas, ponerle tus pósit… Se vive más en físico. Ahora, el precio no ayuda para nada, y cuando además encima te enteras del porcentaje de beneficios del autor… Porque se lleva más del formato digital que del papel.

Sobretodo también es por el peso. Lo que pesa y lo que ocupa un libro. Yo soy de llevarlo a todos lados y se agradece la comodidad del ebook. Así que por precio y comodidad suelo leer en digital, pero si tengo que elegir prefiero el papel, es que ‘no hay color’.

– ¿Qué precio te parece excesivo para un libro?

Por norma general un libro de pasta dura ronda los 20 euros, como poco. Si vemos el caso de Gran Bretaña los libros son mucho más baratos, igual 10 o 12 euros, y conozco muchísima gente que ha empezado a leer en inglés por la diferencia de precio. Supongo que se deberá a los impuestos en cultura, no lo sé, el caso es que te puedes comprar un libro, pero cada tres meses. ¿Qué hacer entonces? Porque si llevas un alto ritmo de lectura eso es insostenible… yo por ejemplo el año pasado me leí 70 libros, y son pocos. Económicamente no puedo sostenerlo, así que me decanto por lo digital.

¿Precio recomendado? No es que yo dé un precio recomendado, pero mínimo bajarlo. Me consta que hay muchísima gente, yo la primera, que no tiene problemas en gastar su dinero en cultura, en cine, el teatro, en viajes, en libros… Pero el precio es excesivo, y más en mi mundo que abundan las sagas y trilogías. Te compras el primero y tienes que comprar los demás para colocarlos en tu estantería.

Belén García: “Me consta que hay muchísima gente, yo la primera, que no tiene problemas en gastar su dinero en cultura, en cine, el teatro, en viajes, en libros… Pero el precio (de un libro) es excesivo”

– ¿Dónde sueles leer más?

Leo más fuera de casa que dentro. Leo mucho en el autobús. Paso mucho tiempo en el transporte urbano. O llevo un libro o estoy viendo una serie… Después también me gusta mucho irme a una cafetería sola, simplemente para leer. Es simplemente en los sitios donde yo este relajada. Por eso también leo mucho por la noche.

– ¿Y ese uso que hacemos de la tecnología como afecta a la lectura?

Bueno, yo creo que mientras que se lea, da igual en que formato se haga.

– ¿Vas a enfocar tu futuro hacia la literatura?

Sí. Estudiando periodismo me he dado cuenta de que me gustaría dedicarme a la comunicación y a la gestión de redes sociales, que es una cosa que ya hago con regularidad. Y obviamente, organizando el evento que organizo y algunos otros, pues me veo que me gustaría enfocar mi futuro hacia la organización de eventos culturales, y sí pueden ser de literatura, mejor. Todo lo que sea fomentar la literatura me encantaría y si es entre jóvenes, más.

Para terminar, ahora que vienen las navidades, ¿qué libro te gustaría que te regalaran? ¿Qué libro vas a regalar tú? ¿A quién? ¿Por qué?

Creo que voy a pedir a los Reyes Magos el libro ‘Siega’ de Neal Shusterman, que es un autor que me encanta ya acaba de sacar esta saga con muy buena pinta. Trata de una sociedad en la que los ciudadanos tienen una fecha marcada para morir y hay personas, los segadores, que se dedican a matar.

El libro que voy a regalar… Es complicado. Le regalaría uno a mi hermana porque estoy intentando introducirla un poco en la lectura, pero solo lee novela romántica. Yo empecé así, pero me gustaría que investigara otros géneros, así que me decanto por ‘Desconexión’ del mismo autor.

Sobre el autor

Avatar

Marta Méndez

Estudiante de Periodismo de la Universidad de Sevilla desde hace cuatro años, pero con vocación desde mucho antes, concretamente desde el año 1995. Trabajando para dedicarse a la profesión más gratificante de la forma más comprometida. Antigua editora de la revista "Vavel Deportes".

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required