La última hora, en tu móvil

La mejor manera de enterarte de todo al momento

El Gobierno andaluz asegura que la adjudicación de CajaSur a BBK le merece “el máximo respeto”. Para la oposición, éste es un sonoro fracaso en la gestión económica del presidente Griñán y en su esfuerzo por alcanzar una caja fuerte en Andalucía.

Sevilla Actualidad. Nada más conocerse la decisión del Banco de España de adjudicar la caja cordobesa CajaSur a la vizcaína BBK, las reacciones no se han hecho esperar.

De esta forma, y en rueda de prensa, el consejero de Economía e Innovación, Antonio Ávila, ha insistido en negar un posible fracaso por parte del Gobierno andaluz a la hora de conseguir que la caja de los obispos se mantenga en el sistema financiero andaluz. Para Ávila, en cualquier caso, la decisión del Banco de España se merece “el máximo respeto”.

El consejero de Economía mantiene que el Ejecutivo andaluz “estará pendiente” ahora del proceso de adjudicación al BBK en relación sobre todo a la obra social y los puestos de trabajo. No obstante, ha descartado recurrir la decisión del Banco de España «porque no puede» y tampoco pedirá al ministerio de Economía que lo haga.

Desde el Gobierno andaluz se insiste en que la Junta mantendrá a partir de ahora su “hoja de ruta”, que pasa por la fusión entre la caja sevillana Cajasol y la malagueña Unicaja.

La oposición ve un fracaso de Griñán en la adjudicación a BBK

PSOE. La postura institucional contrasta, de cualquier forma, con la sostenida esta mañana por el PSOE. El portavoz de su grupo parlamentario, Mario Jiménez, cree que el Banco de España “ha de dar explicaciones a la sociedad andaluza” de por qué ha adjudicado los activos de CajaSur a BBK. Jiménez entiende, además, que también han de dar explicaciones las cajas andaluzas que han concurrido al proceso sobre por qué finalmente no han sido válidas.

En el PSOE sostienen su empeño en la “defensa del interés general de Andalucía», y por ello descartan la adopción de ninguna medida tras la decisión del Banco de España encaminada a esa defensa.

PP. Mientras tanto, el presidente de los populares andaluces, Javier Arenas, ha lamentado que finalmente CajaSur no haya sido adjudicada a una caja andaluza, y ha confiado en que el Banco de España, al adjudicarla al BBK, haya adoptado la mejor decisión «para el bolsillo de los andaluces y el futuro de CajaSur».

Arenas ha insistido en que su partido ha apostado siempre por que el Banco de España adjudicara la caja cordobesa a Unicaja o Cajasol pero que lo importante son los empleos y su vinculación con Andalucía. Ha reiterado que lo más importante es que la caja resultante tenga una vinculación económico-financiera a la sociedad cordobesa y andaluza, y ha advertido de que la política, en materia de cajas, del presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ha sido «caótica» porque ha actuado «sin rumbo, con errores tras errores», informa Efe.

El líder de los populares andaluces ha indicado que lo que hay que tener en cuenta en estos momentos son «las familias» de los trabajadores de CajaSur que se encuentran en la «incertidumbre» de sus puestos de trabajo, y ha aclarado que la decisión del Banco de España «no tiene contestación» posible.

Arenas, que ha denunciado que desde el PSOE y el Gobierno andaluz se haya hecho «mucha demagogia» respecto a la gran caja, ha reclamado al jefe del Ejecutivo regional que tenga «seriedad» y que haga mucha «autocrítica» en materia de cajas, al tiempo que le ha pedido que «deje de dar palos de ciego».

IU. Por su parte, el líder andaluz de Izquierda Unida, Diego Valderas, ha lamentado la decisión del Banco de España y ha asegurado que el ente regulador ha «bombardeado» la posibilidad de crear una gran caja regional. Valderas ha asegurado que hoy es un «día negro» para el ahorro cordobés y andaluz porque, «mientras el País Vasco gana, Andalucía pierde».

Para el máximo responsable de la formación de izquierdas en Andalucía, ésta es una «agresión» a Andalucía, ante la que la región y sus agentes sociales y políticos deben dar una «respuesta» en defensa de sus intereses, por lo que ha abogado por abrir un periodo de reflexión, ya que la decisión del Banco de España supone un «mazazo en el cuello a la política financiera andaluza».

En su opinión, el PSOE «no han defendido los intereses de Andalucía», cuyo presidente no tiene «ninguna influencia» y ha permitido que el Banco de España «dé la espalda a Andalucía».

PA. Asimismo, y desde el Partido Andalucista, su secretaria general, Pilar González, ha coincidido con IU en indicar que “hoy es un día negro para Andalucía y que marcará el futuro del sistema financiero andaluz y su autonomía financiera”

Según la líder andalucista, “esto es fruto de tener un grupo parlamentario vasco en el Congreso de los Diputados, en el que Andalucía es una mera comparsa”. “A partir de hoy nos podemos olvidar de un sistema financiero propio y fuerte”, señaló González, que añadió que “los andalucistas nos declaramos insumisos ante la decisión del Banco de España”.

“Exigimos a los nuevos dueños que mantengan todos y cada uno de los puestos de trabajo de los andaluces y que las decisiones sobre la obra social radiquen en Andalucía”, reivindicó.

Unicaja. En cuanto a las cajas andaluzas que pujaron por CajaSur, la primera en pronunciarse ha sido la malagueña Unicaja, para quien “la finalización de este proceso representa, en sí misma, un hecho positivo al despejar una incertidumbre significativa que venía condicionando algunos de nuestros desarrollos empresariales”.

La entidad con sede en Málaga reconoce que “la adquisición de Cajasur comportaba para Unicaja ventajas y riesgos, asociadas las primeras a la consecución de una mayor dimensión y cuota de mercado, y los segundos a un empeoramiento de los niveles de solvencia, morosidad, eficiencia y liquidez. Esto es, una potencial mejor situación a largo plazo mediante la digestión a corto plazo de una entidad que ha necesitado ser intervenida”.

“En todo este proceso”, asegura la entidad, “Unicaja se ha guiado, como siempre, por el mejor cuidado y seguridad de los intereses de sus clientes y empleados, y por la garantía de la continuidad de su contribución al desarrollo económico y social de su ámbito territorial de actuación”.

Aspromonte. Por último, el sindicato mayoritario en CajaSur, Aspromonte, ha confiado en que la caja vasca respete el empleo y la vinculación de la entidad con Córdoba. «No podemos analizar en profundidad esta adjudicación porque no tenemos datos al respecto, pero valoramos positivamente la decisión», ha explicado el responsable de Comunicación del sindicato.

Antonio Cuesta ha asegurado que su sindicato «está contento» de que varias entidades bancarias hayan apostado por CajaSur, un hecho que demuestra que la caja no estaba «tan mal» y refleja que los trabajadores y la red comercial de la caja cordobesa han seguido dando valor a la entidad.

Cuesta, quien ha indicado que si el Banco de España ha adjudicado CajaSur a la BBK es porque esta entidad es la más solvente, ha confiado en que respete el empleo de la caja y su vinculación con la provincia de Córdoba. Además, el responsable de Comunicación de Aspromonte ha recordado que su sindicato «siempre» ha defendido la oferta que, siendo la más solvente, respetara más empleos y la relación con Córdoba.

www.SevillaActualidad.com

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para laSexta. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro...