José Antonio Griñán, en su intervención ante el Pleno en el Debate sobre el Estado de la Comunidad

Las medidas de Griñán

El líder de la oposición, Javier Arenas, le critica que “lo fácil es subir impuestos y hacer recortes sociales”, al tiempo que Diego Valderas mantiene que no alcanzará pactos que supongan «recortes sociales y democráticos». El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, anunció en la primera sesión del Debate sobre el Estado de la Comunidad sus medidas para el ahorro y la contención del gasto.

Siga hoy, en directo, desde las 10:00 horas, la segunda y última sesión del Debate sobre el Estado de la Comunidad desde el Parlamento de Andalucía.

Antonio Campos/Sevilla Actualidad. Ni sí ni no, sino todo lo contrario. “Quiero llenar este Pleno de síes”, dijo Arenas. Y ofreció el líder de los populares andaluces una retahíla de hasta 30 propuestas para cambiar de modelo de gestión de Gobierno. Sin embargo, la respuesta del líder del Ejecutivo andaluz no se correspondió con el mismo número de síes. “Aceptaremos aquello que vaya en sentido positivo”, le contestó Griñán, sin materializar su respuesta en apoyos explícitos a ninguno de los disparos lanzados por el líder de la oposición.

Porque la frase que abre esta información refleja el final del Debate sobre el Estado de la Comunidad que ayer regresó al Parlamento de Andalucía tras tres años sin celebrarse. Y había, por tanto, muchas cosas que analizar y debatir.

Tras anunciar José Antonio Griñán sus medidas para reducir el gasto de la administración, así como otras para incrementar la recaudación – como el céntimo sanitario y la congelación de la plantilla de funcionarios hasta 2013-, el presidente del PP-A le reprochó ante el Pleno del Parlamento que “lo fácil es subir impuestos y hacer recortes sociales y lo difícil es liderar un gran Pacto de Austeridad y sacrificio dando ejemplo”.

De esta forma rechazó Javier Arenas la “lluvia de impuestos para todos los andaluces, el recorte de la inversión, amenazas a las Cajas de Ahorros y reducción de gasto sin concretar”.

Arenas propuso un debate de "síes" y lanzó 30 propuestas para el ahorro y la contención del gastoEn su turno de intervención, Arenas propuso al presidente de la Junta que “empecemos a trabajar juntos para que los Presupuestos del próximo año a se aprueben con el apoyo de mi Grupo. Le ofrezco un Pacto Presupuestario”.

Como réplica, Griñán aseguró no tener «inconveniente» en abordar grandes pactos, «pero sabiendo que no tenemos las mismas ideas ni las mismas propuestas», de forma que sea posible cerrar acuerdos en los aspectos que haya coincidencias y no se repita lo ocurrido en materia de educación y empleo, «donde han votado en contra de medidas que habían propuesto».

«España y Andalucía necesitan el esfuerzo de todos. No debemos enzarzarnos en peleas, sino en debatir propuestas concretas», insistió el líder del Ejecutivo regional, que instó al líder de los andaluces populares a que concretara sus propuestas para reducir el gasto público.

En el discurso del presidente del PP andaluz no faltaron las alusiones a la etapa por la que pasa el país. “Con crisis o sin crisis, la austeridad tiene que ser la líder de las políticas públicas”, dijo. Sin embargo, afirmó, “mientras en 2009 los ciudadanos ahorraban, con un decrecimiento del consumo del 5,1%, el consumo de las administraciones públicas adquiría velocidad de crucero con un incremento del 3,4%. En los dos presupuestos de la crisis (2008-2009), el gasto en operaciones corrientes ha superado en 3.700 millones de euros al presupuesto inicial y las inversiones se han visto reducidas en 2.300 millones de euros”, recordó.

Las cajas de ahorros tensan el debate

Con todo, la dialéctica se intensificó a la hora de hablar de la intervención de CajaSur por parte del Banco de España. Así, cuando Arenas se refirió a la necesidad de despolitizar las cajas de ahorros, el presidente de la Junta le reprochó al PP que cayera en la “demagogia”, al tiempo que mantuvo que defenderá “con uñas y dientes” el actual modelo de gestión, apoyando expresamente la presencia de cargos públicos en los consejos de administración.

«La Junta va a mantener la neutralidad, el PSOE-A tiene su opinión y la dará en todo caso. Pero desde luego no voy a ir a ver a los interventores del Banco de España porque no me parece ni correcto ni educado, ni he dejado al Grupo Socialista que lo haga», dijo.

En su turno de réplica, Javier Arenas recordó que la Iglesia y el Cabildo tiene «el peso» en CajaSur «que usted le dio» (por José Antonio Griñán) en la etapa en la que éste fue consejero de Economía y Hacienda. «Yo fui al despacho, pero ustedes llaman a la sede del PSOE-A a los presidentes de las cajas de ahorros, antes y ahora», proclamó Arenas.

Acto seguido, Griñán manifestó que mientras Arenas se reunía con los interventores del Banco de España él estaba «hablando con el gobernador del Banco de España», lo que provocó críticas airadas en la bancada popular. «Hablo con el gobernador del Banco de España porque soy el presidente de la Junta de Andalucía y usted es el presidente de un partido político», explicó Griñán, que recordó que el Estatuto de Autonomía «confiere competencias sobre las cajas al Gobierno y no a la oposición», lo que le convierte en el «interlocutor lógico con el Banco de España».

Valderas: los recortes llevan a Griñán “a la deriva política”

Diego Valderas mostró su rechazo a las medidas y recortes propuestos por GriñánPor su parte, el Coordinador General de IU, Diego Valderas, denunció la «deriva política» a la que, considera, ha llegado el Gobierno andaluz con el anuncio de los recortes, y ha advertido al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, de que no alcanzará pactos que supongan «recortes sociales y democráticos».

En su intervención, Valderas apeló a la «rebelión cívica» contra las medidas de recorte del gasto después de poner de manifiesto que el Gobierno socialista ha pasado «de la socialdemocracia débil al neoliberalismo». «Empieza usted a igualar a Arenas y al Partido Popular», subrayó el líder de la formación de izquierdas.

Porque, en su opinión, el PSOE se ha dedicado a bajar los impuestos a los ricos, a subir los indirectos y retroceder en derechos en el Estado de Bienestar, de forma que tanto los programas electorales, los discursos de Chaves y de Griñán, los presupuestos y las medidas planteadas «han quedado desfasadas por la realidad».

En su réplica, el líder del Ejecutivo andaluz presumió de que la subida que ha propuesto en el tramo autonómico del IRPF para las rentas altas va «más allá» que la que ha propuesto la Generalitat de Cataluña, ya que se aplicará a las rentas superiores a los 80.000 euros anuales mientras que en el caso catalán será sobre las que superen los 120.000 euros al año.

Es por ello que reprochó a Valderas que asegure que su propuesta fiscal le «sabe a poco» después de que su viceportavoz, Pedro Vaquero, la calificase esta mañana como «injusta».

«En Cataluña, con IU en el Gobierno, se han quedado más cortos que nosotros y aplican la subida del IRPF a las rentas de más de 120.000 euros. Poco es para redistribuir la carga fiscal», destacó Griñán, que indicó que «cuando los socialistas no tenemos a IU en el gobierno podemos ir un poco más allá».

www.SevillaActualidad.com

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para laSexta. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro...