El consejero de Turismo, Cultura y Deporte, Arturo Bernal, en el Pleno del Parlamento andaluz. - JOAQUÍN CORCHERO/PARLAMENTO DE ANDALUCÍA
El consejero de Turismo, Cultura y Deporte, Arturo Bernal, en el Pleno del Parlamento andaluz. - JOAQUÍN CORCHERO/PARLAMENTO DE ANDALUCÍA

Un rifirrafe entre el consejero andaluz de Turismo y Cultura , Arturo Bernal, y la portavoz socialista, Ángeles Férriz, ha obligado al presidente del Parlamento andaluz, Jesús Aguirre, a suspender un debate en el pleno cinco minutos. «Seguramente sea la hipoglucemia de las tres de la tarde«, ha señalado Aguirre, haciendo alusión al bajo nivel de azúcar en sangre tras la ingesta del almuerzo, ya que la sesión de este miércoles se ha adelantado de las 16:00 a las 14:00 por la cantidad de temas a tratar.

La bronca comenzó cuando Bernal subió a la tribuna para defender la convalidación de un decreto ley sobre la racionalización y el uso eficiente del agua en el sector turístico. Sin embargo, antes de iniciar su discurso, miró hacia la bancada del PSOE y dijo: » Veo que a nadie de la izquierda le importa un pito». Inmediatamente se armó un revuelo por parte de los aludidos, quienes generaron un gran murmullo de protesta, mientras que varios diputados del PP aplaudían las palabras del consejero.

Fue entonces cuando la portavoz socialista tomó la palabra y espetó: «¿El consejero de Cultura ha dicho que importa un pito? ¿Eso ha dicho usted? ¡Qué vergüenza!«. «¡A mí no me señale!, le replicó el consejero después de que Férriz le afeara los gestos que le estaba haciendo para que se calmara.

El presidente de la Cámara intentó mediar para apaciguar la bronca. “Consejero, consejero, soy yo el que impone y mantiene el orden, no es el consejero”, le reprendió. Pero Bernal, visiblemente molesto con la portavoz del PSOE, ignoró las advertencias del presidente del Parlamento. “¡Ya me he ganado su atención, señoría, y me alegro. Porque nadie prestaba atención a un decreto”, dijo, alzando los brazos sobre su cabeza en señal de indignación.

«Te aguanto todos los días»

¡Qué vergüenza, qué vergüenza!”, repitió Férriz, secundada por la parlamentaria María Márquez. “¡Vergüenza das tú! ¡Te aguanto todos los días detrás de mi cabeza y das mucha vergüenza!”, estalló el consejero, que se sienta justo delante de Férriz. De fondo, Jesús Aguirre llamaba a la calma: “La discrepancia es la base de la democracia, pero dentro del hablar bien, del dialogar”, sin éxito en su intento. “Señor presidente, se ha dirigido a mi grupo diciendo que le importa un pito. ¿Esto de qué va? ¿Este señor quién se ha creído que es? Es una chulería política”, insistió Férriz.

Finalmente, dos minutos después de que estallara el rifirrafe, el presidente de la Cámara ordenó suspender el Pleno por cinco minutos, atribuyendo la trifulca “posiblemente a la hipoglucemia de las tres de la tarde”.

Periodista. Comunicando y aprendiendo de todo a mi alrededor. Involucrada en el periodismo social.

Deja un comentario