Retrato de Blas Infante, «Padre del Andalucismo», acompañado de su familia
Retrato de Blas Infante, «Padre del Andalucismo», acompañado de su familia

En vista del aniversario de su detención por parte de un sargento falangista, el Centro de Estudios Andaluces publicó un estudio sobre Blas Infante en el que utilizó varios eufemismos que han indignado a la comunidad andalucista en redes.

A su vez, también ha resultado de mal gusto para el andalucismo la manera en la que se hace referencia al golpe de Estado de 1936, calificándolo de mera «quiebra de la convivencia y la democracia liberal»:

La controversia generada a raíz de estas publicaciones reside en las connotaciones de las palabras utilizadas para tratar una de las temáticas históricas más sensibles para gran parte de la población de Andalucía.

En concreto, las reacciones negativas recuerdan que la represión sufrida por los ideólogos contrarios al franquismo, incluyendo a aquellos que defendían la identidad andaluza, es un componente histórico delicado por todos los asesinatos en los que se tradujo.

Si bien es impropio tratar de poner nombres y apellidos a un periodo que se llevó miles de vidas en un episodio negro para la democracia y la libertad de expresión, Blas Infante es una de las personalidades más recordadas de la época por su defensa de Andalucía y su importancia en todos los ámbitos.

Es por ello que incontables usuarios han quedado indignados tras ver las expresiones utilizadas por el CEA en su recuerdo de una efeméride tan decisiva como la detención del «Padre del Andalucismo» para su posterior ejecución.

Partidos políticos y usuarios individuales se han unido para reclamar el correcto tratamiento de la memoria de Infante:

Finalmente, el CEA ha pedido disculpas por lo sucedido: