La bronquiolitis sigue sumando casos en toda Andalucía. En total, actualmente hay 285 niños hospitalizados de los cuales 32 en UCI, según datos de la Consejería de Salud. Aunque no se han puesto en marcha programas extraordinarios para abarcar esta cadena de infecciones respiratorias en niños, la titular de Salud, Catalina García insiste en que se debe estar tranquilo porque hay recursos suficientes para activarlos si hiciese falta.

García recalca que la mejor forma de combatir la enfermedad es tomar precauciones. Unas precauciones similares a las del covid19 tomando distancia, evitando aglomeraciones y usando mascarillas si se tienen síntomas de resfriado en presencia de menores de entre cero y cuatro años.

¿Qué es la bronquiolitis y su situación en Andalucía?

La bronquiolitis de los niños es una de las mayores preocupaciones y pesadillas para los padres y familiares de nuestros pequeños porque, aunque es una infección relativamente frecuente, es motivo en muchos casos de hospitalización. Y en esta última fase, los números actuales en la Comunidad comienzan a preocupar. Una de cada cuatro camas convencionales en hospitales infantiles está ocupada por un niño con bronquiolitis y en el caso de los cuidados intensivos, una de cada seis.

La Sociedad Española de Neumología Pediátrica la define como una infección de los pulmones y del aparato respiratorio de los niños (normalmente, menores de dos años), causada, en la mayoría de los casos por el Virus Respiratorio Sincitial (VRS). Pero no es el único bicho que puede generarla, el virus de la gripe, la parainfluencia, un adenovirus o un metapneumovirus también.

Enfermedad asociada al frío

Es una enfermedad que afecta de forma directa a los bronquios más finos y bingo, estamos en la época del año diana para su esplendor. Entre noviembre y abril, suelen campar a sus anchas. Los síntomas son la tos, con o sin fiebre, dificultad para respirar y pitidos en el pecho.

Esta enfermedad suele durar una semana. Sin embargo, se contempla la posibilidad de hospitalización si se complican los problemas respiratorios, muy especialmente durante los seis meses, o incluso un años después de sufrir la bronquiolitis. Tanto es así que algunos estudios han demostrado que en la adolescencia, niños que pasaron de pequeños bronquiolitis tienen más tendencia a padecer asma.

Clara Fajardo

Clara Fajardo

Plumilla por vocación, he trabajado en radio, televisión y prensa on line. Profundamente europeísta y convencida de que el Periodismo es el motor de cambio de la sociedad y hay que salvaguardarlo. Para...