El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recibido en La Moncloa al presidente de Estados Unidos, Joe Biden -en lo que constituye su primera visita oficial a España-, previo al inicio mañana de la Cumbre de la OTAN que se celebra en Madrid. Del encuentro entre España y Estados Unidos ha salido, entre otras cosas, el acuerdo para redoblar la presencia en Rota de militares y material de defensa estadounidenses. En una declaración conjunta se han declarado «países aliados, socios estratégicos y amigos, unidos por fuertes raíces históricas y una estrecha colaboración en numerosos asuntos de interés compartido, con una voluntad común de preservar y promover los valores de la libertad, la democracia, los derechos humanos la igualdad de género y el Estado de Derecho».

En este contexto, los dos presidentes han acordado que España y EEUU adopten una nueva Declaración Conjunta -la anterior data de 2001-, que actualizará y fortalecerá aún más esa relación estratégica existente entre ambos países. Pedro Sánchez ha dicho sentirse «particularmente satisfecho» con la nueva Declaración, en la que España y Estados Unidos se comprometen a profundizar su ya estrecha cooperación en materia de seguridad y defensa, al tiempo que reafirman el compromiso con la salvaguarda del orden internacional basado en reglas, ante la violación del derecho internacional y el ataque a los valores compartidos que ha supuesto la invasión rusa de Ucrania.

Para el presidente del Gobierno, la agresión por parte de Rusia «confirma la necesidad de redoblar esta apuesta», expresada en la renovada Declaración Conjunta, en la que España y EEUU manifiestan su determinación de «reforzar las respuestas multilaterales ante los desafíos trasatlánticos y globales, condenando la guerra injustificada y no provocada de Rusia contra Ucrania, que ha alterado de manera fundamental el entorno estratégico mundial y que constituye la «amenaza más directa» para la seguridad trasatlántica y la estabilidad global «desde el final de la Guerra Fría».

Flancos este y sur

Una de las principales consecuencias de la guerra de Putin ha sido la revitalización de la Alianza Atlántica. Al ponerse en juego la seguridad de Europa, todos los aliados -incluida España- han respondido con decisión reforzando el flanco oriental, al tiempo que han reconocido igualmente las amenazas procedentes del flanco sur y la necesidad, en palabras de Pedro Sánchez, «de que la Alianza tenga un enfoque de 360 grados». Por su parte, Joe
Biden ha calificado a España como «socio indispensable» dentro de la OTAN.

En este marco, ambos líderes han conversado sobre el interés de Estados Unidos en aumentar su presencia militar en la base naval de Rota con el objetivo de fortalecer la seguridad colectiva de la Alianza. También han abordado lo que el presidente Sánchez ha descrito como «los desafíos cada vez más prominentes en el Sahel», expresando además en la Declaración Conjunta la voluntad de España y Estados Unidos «de abordar con un enfoque integral los flujos migratorios irregulares», al tiempo que reconocen «la importancia de una cooperación permanente frente a los retos de esta migración irregular en el norte de África». En este sentido, el presidente Biden ha subrayado su «deseo de trabajar juntos en África para asegurar el crecimiento y la estabilidad».

CSIF lamenta que el Gobierno «olvide» a los trabajadores de Rota y Morón

El responsable sindical subraya que la intención de CSIF es «seguir poniendo en conocimiento de la ciudadanía el desamparo tan tremendo que sufrimos por parte de los políticos». «Es curioso que un gobierno socialista, de izquierdas, hable abiertamente del escudo antimisiles en Rota y no hable para nada de los 54 despidos en la Base Aérea de Morón».

En la situación actual, el representante de CSIF reitera que el sindicato continuará dando a conocer esta problemática, en defensa de los trabajadores de Morón y ante su total abandono: «esta es la importancia que tienen los trabajadores andaluces para el Gobierno y los políticos de esta nación».

Adelante se opone «frontalmente» a a la ampliación del escudo antimisiles en la Base de Rota

La portavoz de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, ha mostrado su rechazo al aumento de la presencia militar de EEUU en la Base Naval de Rota con dos destructores más para el escudo antimisiles que se suman a los cuatro ya instalados desde 2014. «Desde Adelante Andalucía nos oponemos frontalmente al incremento de la dotación del escudo antimisiles de la Base militar de Rota», ha manifestado Rodríguez que ha insistido en que «en la provincia de Cádiz y en Andalucía estamos hartos de servidumbres militares, de ser la plataforma de guerra de los EEUU».

Rodríguez ha reiterado que este hartazgo viene también porque «a cambio de esta servidumbre, se nos promete sistemáticamente empleo que son un mero camelo». En efecto, «desde 2011, el Gobierno de Rodríguez Zapatero nos prometió miles de empleo relacionados con el escudo antimisiles y, sin embargo, lo que hemos visto ha sido una destrucción sistemática de puestos de trabajo civiles en la Base militar de Rota». Así las cosas, «cuando la servidumbre no da nada a cambio, se convierte en esclavitud y es lo que nosotros estamos profesando a los EEUU y a la OTAN desde Andalucía, especialmente, desde las bases militares de Rota y de Morón».

Por todo ello, «nos negamos al incremento de esta dotación que supone ser una plataforma reforzada de guerra de EEUU y de la OTAN y, por tanto, un objetivo militar prioritario para terceros países. Queremos que dejen Andalucía en paz», ha concluido.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad