Policía Nacional en la operación en la que se ha liberado a tres menores que llevaban cinco años retenidos por sus padres / AD
Policía Nacional en la operación en la que se ha liberado a tres menores que llevaban cinco años retenidos por sus padres / AD

La última hora, en tu móvil

La mejor manera de enterarte de todo al momento

Desde primera hora de la mañana de este martes se ha llevado a cabo un dispositivo policial en la localidad de Sanlúcar de Barrameda en el que se han detenido a varios futbolistas del Atlético Sanluqueño por el presunto amaño de partidos de Segunda y Tercera RFEF y de la liga de Gibraltar, según una información desvelada por El Confidencial, de los cuales no ha trascendido su identidad.

En total se han detenido a diez jugadores de fútbol, además de en Cádiz, en Sevilla, Almería y Badajoz. A los detenidos se les acusa de un delito de pertenencia a organización criminal, corrupción entre particulares en el ámbito deportivo y estafa a los operadores del juego. Esta red de amaño de partidos de fútbol modesto afectaría a toda Andalucía, según lo publicado.

Modus operandi

Según la información que ha trascendido, los jugadores que urdieron toda la trama se valían de sus contactos en equipos de fútbol de estas categorías para negociar acuerdos para conseguir un determinado resultado.

Luego, los líderes llevaban a cabo una apuesta en estos partidos, que combinaban con otros encuentros de primer nivel para no levantar sospechas. Con estos actos, ganaban grandes cantidades de dinero.

El Atlético Sanluqueño ha emitido un comunicado en el que se desvincula de la operación sobre el amaño de partidos y asegura no tener ningún tipo de información sobre los hechos. «De confirmarse los mismos, y siempre respetando la presunción de inocencia, el Atlético Sanluqueño tomará las medidas oportunas que crea necesarias sobre los jugadores o cualquier persona implicada que tenga relación con el club», asegura el club en el anuncio.

Manuel Rocha

Manuel Rocha

Periodista andaluz. @_manuel_RG_ en Twitter.

Deja un comentario