junta-acnur-refugiados

La UPO lanza un curso de español para refugiados

Sevilla destina 725.000 euros a cooperación internacional

De Alcalá a Lesbos para colaborar con los refugiados

Renueva así su colaboración con la ONU para “aliviar” la situación provocada por el conflicto sirio firmando dos acuerdos con ACNUR y UNRWA.

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de la Presidencia y Administración Local, Manuel Jiménez Barrios, ha presidido la firma de sendos acuerdos entre la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, con la directora ejecutiva del Comité Español de la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina (UNRWA), Raquel Martí, y con la responsable de Comunicación de la delegación en España de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), María Jesús Vega, para aliviar la difícil y grave situación de la población refugiada con motivo del conflicto de Siria, tanto dentro como fuera de sus fronteras.

En el acto, Jiménez Barrios ha destacado el compromiso del Gobierno andaluz con la cooperación y, en este sentido, ha recordado cómo la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, trató este asunto en su reciente visita a Bruselas, en la que se reunió con diferentes responsables comunitarios, entre ellos, la vicepresidenta de la Comisión Europea y alta representante para la Política Exterior, Federica Mogherini, con la que analizó el asilo de refugiados.

En la misma línea, el vicepresidente ha subrayado el compromiso con la cooperación “como marca de la dirección política de este Gobierno”.

Coordinación

Jiménez Barrios ha puesto de manifiesto la importancia de la coordinación entre administraciones y ONG´s para llevar a cabo una cooperación internacional más eficaz. Asimismo, ha animado a la sociedad para que siga demandando a las administraciones más apoyos para los más desfavorecidos, y en especial a los damnificados por la actual crisis humanitaria.

Por su parte, Sánchez Rubio ha señalado que la Junta de Andalucía viene colaborando desde 2009 con los organismos multilaterales de la ONU. Actualmente participa a través de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional al Desarrollo (AACID) en el desarrollo de 4 proyectos que está ejecutando la ONU en Siria, Jordania, Palestina y Túnez, con el objetivo de contribuir a mejorar las condiciones de vida de unas 400.000 personas refugiadas en países de Oriente Próximo y su entorno.

En este contexto se enmarcan los acuerdos suscritos, que se suman a las respuestas proporcionadas por parte de la comunidad internacional a la crisis humanitaria de Siria y se enmarcan en los objetivos estratégicos globales de Naciones Unidas en la zona.

La intervención acordada con ACNUR se denomina “Protección y asistencia para población siria refugiada en países aledaños”, tiene un presupuesto de un millón de euros y va a desarrollarse en Líbano y Jordania por un periodo de 12 meses.

30.475 refugiados beneficiados

Se estima que beneficiará a 30.475 refugiados sirios, de los que la mitad son mujeres y niñas. Concretamente se protegerá y asistirá a 2.625 refugiados en Líbano y a 27.850 mujeres y niños refugiados sirios en Jordania.

En cuanto a la UNRWA, la Agencia de la ONU para los refugiados de Palestina, se ha acordado realizar una intervención de 12 meses de duración denominada “Fortalecimiento de los servicios de salud para la población refugiada de Palestina afectada por el conflicto en Siria”, con una dotación de un millón de euros.

De esta actuación se prevé que se beneficien 52.791 personas (el 51% son mujeres) mediante servicios de planificación familiar (9.083 personas); servicios materno-infantiles (10.558 personas); servicios de atención primaria (33.000 personas), y servicios de rehabilitación y prótesis (150 personas).

Tras más de cinco años de conflicto armado en Siria, han muerto más de 250.000 personas y cerca de un millón han sufrido heridas. Más de la mitad de la población siria se ha visto obligada a abandonar sus hogares convirtiéndose ésta en la mayor crisis global de desplazamiento. Se calcula que, en la actualidad, 12 millones de personas necesitan asistencia humanitaria en el interior del país.

El empeoramiento de la situación en Siria y las frágiles condiciones de acogida de los países vecinos, han creado un ambiente de desesperación entre la población que les empuja a poner en riesgo sus vidas tomando rumbo hacia Europa. En concreto, entre 2010 y hasta finales de 2015 han llegado a las costas europeas más de 1,3 millones de personas que huyen de los combates en Siria y se han contabilizado más de 13.000 vidas que se han perdido en el mar. Sólo en 2016 se han producido 327.846 llegadas y 3.740 personas han perdido la vida.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad