Alertas informativas en tu móvil

Súmate al mejor canal de alertas informativas de Sevilla en Telegram. Entérate de todo al instante en Sevilla Actualidad

«Los hombres tienen que ejercer los derechos relacionados con la conciliación, las administraciones ofertar los servicios públicos que la sociedad demanda y las empresas ser socialmente corresponsables», asegura

Tras la presentación por parte de UGT del informe «Trabajar igual, cobrar igual, conciliar igual. Una paternidad corresponsable» sobre conciliación de la vida familiar y laboral y corresponsabilidad, el sindicato deja patente que las medidas que se han desarrollado en nuestro país para favorecer la igualdad no son suficientes para eliminar la brecha entre hombres y mujeres en el mercado de trabajo y, especialmente, en lo que se refiere a la conciliación de la vida familiar y laboral.

«Uno de los principales factores que influye en la desigualdad laboral entre hombres y mujeres es, sin duda, la ausencia de corresponsabilidad para asumir las tareas domésticas y los cuidados de menores, mayores y personas con discapacidad en nuestros hogares», asegura Maribel González, secretaria de la Mujer de UGT Andalucía. 

«Tener un empleo estable y de calidad es un factor decisivo para tener hijos y tener hijos es un hándicap para las mujeres que quieren trabajar o mantener su empleo, mientras que a los hombres la paternidad les facilita su inserción laboral y su permanencia en el puesto de trabajo. Es significativo que la tasa de empleo aumenta en las mujeres sin hijos y también en los hombres a medida que aumenta el número de hijos. Es decir, las más castigadas, con una menor empleabilidad, son las mujeres con hijos», ha señalado la responsable regional de Mujer de UGT.

Según Maribel González, «es verdad que cada vez más hombres disfrutan de su permiso paternal. Es evidente que los hombres ven beneficios en este permiso porque está remunerado al 100%, porque es de corta duración y porque no afecta a las cotizaciones en su vida laboral. Pero es urgente dar luz verde a la ampliación del permiso por paternidad a un mes, cuya entrada en vigor, prevista para el 1 de enero de 2011, lleva posponiéndose ya 5 años, para que tengan deberían tener la misma duración para mujeres y hombres».  

Por el contrario, es significativo el hecho de que cuando los permisos para cuidados conllevan pérdida de salario, estos recaen mayoritariamente sobre las mujeres. «Hay que tener en cuenta que la mayoría de las reducciones de jornada y las excedencias por cuidados de menores las solicitan las mujeres, y que son ellas que las que se ven abocadas a no buscar empleo, a quedarse en paro o a asumir jornadas a tiempo parcial para poder compatibilizar el trabajo en casa, no remunerado, con el trabajo remunerado, que, en el caso de lasmujeres coincide con los empleos más precarios e inestables», comenta Maribel González. 

Además los recortes en empleo y servicios públicos relacionados con la atención y cuidado de menores, mayores y personas con discapacidad, han provocado que las mujeres en nuestro país vean incrementada su carga de trabajo en relación al cuidado de la familia; de hecho, en España, se ha recortado hasta un 93,52% el presupuesto en educación Infantil y Primaria. «Para que nos hagamos una idea del valor y la importancia del trabajo no remunerado realizado por las mujeres en casa, en un año, las horas invertidas y las retribuciones que generarían, equivaldrían en el mercado laboral a más de 12 millones de empleos», añade González.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad