susana-diaz-mensaje-navidad-2013

Por primera vez, el mensaje de Fin de Año sale de Sevilla y se pronuncia desde el Patio de los Leones de la Alhambra como escenario. La presidenta de la Junta se compromete a restaurar “libertades vulneradas” en cuanto se empiece a crear empleo, que reconoce como principal prioridad, e insiste en una “lucha implacable” contra la corrupción.

Nueva presidenta y nuevo escenario. El tradicional mensaje de Fin de Año del presidente de la Junta de Andalucía ha contado este 2013 con dos factores completamente novedosos: por primera vez una mujer se dirige a los andaluces en calidad de Presidenta para hacer balance del año y por primera vez el máximo representante político de la administración autonómica sale de una sede oficial e incluso de Sevilla para llevarlo a cabo.

Susana Díaz ha pronunciado esta noche su primer mensaje de Fin de Año como presidenta de la Junta de Andalucía. Y lo ha hecho desde el histórico Patio de los Leones de la Alhambra, “símbolo de la historia y de la cultura de Andalucía”, ha dicho, justo en el año en el que se ha celebrado el Milenio del Reino de Granada.

Díaz se ha presentado ante los andaluces, en un mensaje difundido a través de la televisión pública autonómica, con unos argumentos ya conocidos y que forman parte de su discurso desde que accedió al cargo: el paro como principal problema, la transparencia, la lucha “implacable” contra la corrupción, la defensa de la administración local y la política de género. Han sido las cuestiones a las que más tiempo ha dedicado.

“Tenemos más de un millón de personas en paro y son muchos los hogares que están viviendo estos días con preocupación”, ha reconocido, al tiempo que ha añadido que “el empleo ha de ser la prioridad para el año que comienza, porque un puesto de trabajo es lo que más ayuda a dar dignidad a la vida de las personas”. “Debemos impulsar, y es lo que estamos haciendo, un nuevo modelo económico, capaz de crear más empleo de calidad y de generar más riqueza en el territorio”, ha añadido.

“Tenemos que cambiar muchas cosas, las que hagan falta, para acabar con esa lacra insoportable del paro. Reformas, pues, todas las necesarias. Pasos atrás, ninguno”, ha insistido.

La presidenta de la Junta de Andalucía ha hecho, asimismo, una férrea defensa del Estado del Bienestar, asegurando que “estamos asistiendo a un empobrecimiento de la mayoría de los ciudadanos, que están perdiendo recursos, bienestar (…)”. “Como consecuencia de la crisis, y a veces simplemente con la excusa de la crisis, las desigualdades sociales están aumentando considerablemente en nuestro país”, ha sentenciado.

“No estamos dispuestos a dejar a nadie en el camino. Tal vez, dentro de poco, alguien nos diga que ya hemos salido de la crisis. (…) Cuando ello suceda (…), habrá que ponerse a la tarea de recuperar los derechos perdidos y las libertades vulneradas”, ha avanzado.

Transparencia y lucha “implacable” contra la corrupción

Susana Díaz se presentó ante el Parlamento andaluz en su discurso de investidura como presidenta de la Junta de Andalucía prometiendo transparencia en la administración pública. Y la “máxima transparencia”, a la que se ha referido como “otro de nuestros objetivos irrenunciables”, ha protagonizado otra parte importante de su intervención para despedir el 2013.

“Mi Gobierno será implacable contra la corrupción”, ha reafirmado. “La ciudadanía demanda, con toda la razón, ejemplaridad a sus instituciones y a sus representantes públicos. Estos tiempos difíciles exigen que demos lo mejor de nosotros. En responsabilidad, sensibilidad y compromiso en la defensa de derechos y libertades y en el servicio a los ciudadanos”.

En su primer discurso de estas características, Díaz también se ha referido a la polémica reforma de la administración local que plantea el Gobierno central. Y lo ha hecho para defender el “papel fundamental” de los alcaldes de los municipios. “Las corporaciones locales son la base de la vertebración de nuestra sociedad y necesitan todo el apoyo y reconocimiento”.

En femenino y hacia los jóvenes

Asimismo, y como “primera presidenta de la Junta de Andalucía”, Susana Díaz se ha dirigido a las mujeres andaluzas, de las que ha dicho que “tienen mucho que aportar a la recuperación de nuestra comunidad”. “Ninguna sociedad puede permitirse desaprovechar el enorme caudal de fuerza de la mitad de la población”, ha defendido.

También palabras para los jóvenes, a quienes considera “fundamentales para ganar el futuro”. “Son la generación mejor formada de andaluces y tienen derecho a trabajar y a vivir dignamente en nuestra tierra”, ha expresado.

La presidenta de la Junta de Andalucía ha cerrado su primer discurso garantizando “honestidad, esfuerzo y determinación”, y todo, ha dicho, “de la mano junto al resto de comunidades de España”.

www.SevillaActualidad.com

Antonio Campos

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para Canal Sur TV. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro...