La Policía Local de Málaga ha interceptado un ‘discobús’ este fin de semana, modificado y convertido en una auténtica discoteca. En su interior se encontraban once jóvenes consumiendo alcohol, bailando y bebiendo mientras el vehículo se encontraba en marcha e incumpliendo las medidas covid-19. Los hechos tuvieron lugar la pasada madrugada del 13 al 14 de enero, cuando la Policía Local se encontraba patrullando por la avenida Manuel Agustín Heredia.

Al percatarse del aspecto del minibús, de color rosa, con multitud de luces y desde el que salía humo, los agentes le dieron rápidamente el alto. Tras identificar al conductor y requerir la documentación del ‘discobús’, la policía atendió que carecía de seguro obligatorio. Los agentes identificaron también a los once clientes del interior del vehículo, quienes aseguraron que habían contratado este servicio a través de internet a una empresa andaluza. Todos fueron denunciados por incumplir las medidas covid-19.

Anomalías e irregularidades

En la inspección del ‘discobús’ los policías se percataron de que este había sido modificado, pues presentaba distintas anomalías e irregularidades. Entre ellas: presencia de neveras con bebidas alcohólicas, vasos en una barra sin sujeción, así como una máquina en el maletero que expulsaba humo, similar a las de las salas de fiestas. Un humo que podía llegar hasta la parte delantera, donde se encontraba el conductor, impidiéndole una correcta visión de la carretera.

Además, el sistema eléctrico del ‘discobús’ de Málaga incumplía las medidas de seguridad, ya que había sido instalado artesanalmente, así como la ventana de seguridad del techo, que había sido tapada e impedía la salida en caso de emergencia.

Alba Canovaca

Alba Canovaca

Periodista. Comunicando y aprendiendo de todo a mi alrededor. Involucrada en el periodismo social.