pedro-marcos-ugt

Un total de 10.600 andaluces, del total de 14.700 españoles, se desplazarán entre los meses de agosto y septiembre a recoger la uva francesa, la mayor parte de ellos de Granada y Jaén.

“No van más porque no hay más puestos de trabajo”, ha asegurado Pedro Marcos en la presentación del dispositivo para esta campaña que cada año pone en marcha UGT, donde se ha señalado la afluencia de unos 4.000 jornaleros andaluces al país vecino para campañas anteriores a la vendimia.

El número de trabajadores andaluces que se desplazan a vendimiar a Francia se ha estancado a pesar de la creciente demanda de este puesto de trabajo. “La demanda es brutal por la situación de crisis que atravesamos, las dificultades por las que muchas familias están pasando”, afirma Pedro Marcos. Según el sindicalista, el volumen de paro en el país vecino y la mecanización del viñedo son las principales causas de que la campaña no absorba más empleo.

El salario francés para el sector, que es como mínimo de 9,43 euros a la hora (casi tres euros más que el establecido en los convenios sectoriales en Andalucía) y las prestaciones y facilidades que se dan en Francia para este tipo de trabajadores son causa directa del aumento de demanda de este tipo de trabajo. Sin embargo, también lo es la “extrema necesidad” de los jornaleros andaluces de llegar a las 35 peonadas que se exigen para acceder al subsidio agrario que, según Marcos, “permitirá al trabajador y a su familia la medio pervivencia durante los seis meses que dura”.

Unos 4.000 jornaleros andaluces han optado por desplazarse este año también a campañas previas a la uva, como de la fresa, nectarina o melocotón en Francia, Bélgica u Holanda.

“Nos estamos encontrando en el seguimiento un volumen importante de trabajadores andaluces que se desplazan a estas campañas previas a la uva o manzana, trabajan allí 20-30 días y después un 50% de ellos se queda para la vendimia”, continúa el sindicalista. Desde el sindicato se advierte que “estamos volviendo a 20-25 años atrás donde los andaluces salían mucho a las recolecciones extranjeras”, y aseguran permanecer “expectantes y vigilantes” en todo este proceso.

Por provincias, las cifras de trabajadores que vendimiarán en la campaña francesa son Granada 3.200, Jaén 3.400, Sevilla 1.300, Málaga 150, Cádiz 1.200, Córdoba 1.100 y Almería 250. Una vez en Francia, el destino de los trabajadores andaluces esta generalmente en la zona norte, burdeos, una uva más tardía que se recoge a finales de septiembre, y en la zona sur Perpiñán y Marsella.

La Federación de Industria y Trabajadores Agrarios de UGT Andalucía ha emplazado a empresarios y administración del sector a “coger el toro por los cuernos” y regularlo “de una vez por todas”.

“Se observa un efecto sustitución en las campañas del trabajadores contratados para la cosecha, a el trabajador que es contratado por una empresa de servicios que, a su vez, presta el servicio de recolección”, asevera Pedro Marcos.

“Creo que se tienen que poner de acuerdo las administraciones para cotejar los datos y ver qué número de jornales genera cada cultivo en cada hectárea para descubrir los posibles fraudes”.

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad