grinan-valderas-parlamento-020512

Este mediodía comienza en el Parlamento andaluz el debate sobre el estado de la Comunidad Autónoma, el primero de la nueva legislatura de Griñán y el primero también de Juan Ignacio Zoido como líder de la oposición.

El Parlamento de Andalucía acoge hoy y mañana el debate sobre el estado de la Comunidad Autónoma. Una sesión plenaria en la que tanto el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, como los distintos grupos políticos con representación en la Cámara analizarán los principales aspectos políticos, económicos, sociales y culturales que han centrado la actualidad autonómica en el último curso.

Un debate que se presenta como uno de los más descafeinados que se recuerdan. Y por varias razones. En primer lugar, porque, a tenor del nivel del debate político de los últimos meses, el Ejecutivo liderado por Griñán se ha encontrado en su Gobierno con una oposición débil de la bancada popular. La situación de interinidad en la que se encuentra Juan Ignacio Zoido como presidente del Partido Popular andaluz ha provocado que sus filas caminen actualmente sin rumbo y sin proyecto definido.

Así pues, éste será el primer debate sobre el estado de Andalucía sin Javier Arenas. O, lo que es lo mismo, el primero que enfrente a Griñán con Zoido, un político que todavía no se ha estrenado a la hora de dejar jugosos titulares desde la tribuna de oradores.

Pero, más allá de los cambios en las filas del Grupo parlamentario Popular, el actual presidente de la Junta de Andalucía afronta el debate con el viento a su favor. La entrada en el Gobierno autonómico de Izquierda Unida, a través de su hasta hace pocos días coordinador general Diego Valderas y algunos consejeros, limitará notablemente las críticas a la gestión del socialista. Al menos, las más duras sólo se esperan desde la bancada de enfrente.

Despejadas las dudas sobre la estabilidad del pacto de Gobierno PSOE-A e IULV-CA, las relaciones entre ambas formaciones pasan por un buen momento y las resoluciones del Consejo de Gobierno de cada martes dan lugar al lucimiento de uno y otro. El pacto, pues, está engrasado y la federación de izquierdas ha rebajado el nivel de sus críticas de forma importante en las últimas semanas.

Con todo, tan importantes son los actores como los temas que se abordarán en los dos días de debate en sede parlamentaria. Y, en esto, pocas cosas han cambiado en el último año.

Así, no es arriesgado aventurar que las últimas noticias en torno al caso de los ERE fraudulentos servirán de argumento a los populares para arremeter contra la gestión del PSOE andaluz y de la Junta en este caso. La réplica ‘progresista’ llegará con la polémica en torno a los sobresueldos de algunos dirigentes del Partido Popular y que provocará, una vez más, la lucha de nóminas en el Parlamento.

Tras ello, una situación económica igual, si no peor, 14 meses después de las últimas elecciones autonómicas en Andalucía. El desempleo ha seguido creciendo y la comunidad autónoma está lejos de crear empleo.

Sin embargo, el Gobierno andaluz encontrará, esta vez, una importante baza en el polémico decreto antidesahucios. Un texto que ha trascendido el ámbito autonómico y que, pese al revés comunitario –o quizá gracias a ello-, se ha presentado como ejemplo para las políticas nacionales de izquierdas en nuestro país.

Mientras tanto, el presidente Griñán sigue dando pequeños pasos para sumar a su proyecto político a distintos colectivos y agentes sociales. A las ya habituales reuniones por la concertación social para garantizar la connivencia de los sindicatos mayoritarios, se suman los encuentros sectoriales agrupados bajo el denominado ‘Pacto por Andalucía’. Otro de los ‘méritos’ que el Ejecutivo presentará como suyos durante el debate.

Dinámica

El debate sobre el estado de la Comunidad Autónoma se abrirá a las 12:00 horas con la intervención del presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán. Tras un receso, le seguirán, a partir de las 17:00 horas, las intervenciones de los grupos parlamentarios.

Estos contarán con dos turnos de intervención de 30 minutos el primero y de 15 el segundo, y serán contestados uno a uno por el presidente. En primer lugar intervendrá el Grupo parlamentario Popular, al que seguirá el Grupo parlamentario IULV-CA. En este punto se interrumpirá la sesión hasta el jueves a las 10:30 horas, cuando se celebrará el debate con el Grupo parlamentario Socialista.

Finalizados los debates se abrirá un plazo de treinta minutos en el que los grupos parlamentarios podrán presentar un máximo de 35 resoluciones cada uno, que serán calificadas por la Mesa. La sesión se reanudará con la presentación de las propuestas por parte de los grupos, en el mismo orden de intervención del debate, y finalizará con su votación.

www.SevillaActualidad.com

Antonio Campos

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para Canal Sur TV. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro...