grinan-rectores-andalucia

La US pide el pago fraccionado de las matrículas

A través de la firma del Acuerdo por la Universidad Pública, la Junta se ha comprometido a abonar las deudas más urgentes a las diez universidades públicas.

La Junta de Andalucía y las universidades públicas han firmado esta mañana el Acuerdo por la Universidad Pública, un pacto en el que el Gobierno andaluz y las instituciones académicas estrechan sus lazos para intentar reivindicar la importancia de la educación superior pública. La firma ha contado con la presencia del presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, y los rectores de las diez universidades públicas andaluzas.

Griñán, que ha presidido la firma entre la Junta y los rectores de las diez universidades públicas ha reivindicado una política de becas que garantice “la igualdad de oportunidades“, no que “dé premios”, porque, ha advertido, “convertir las becas en una dádiva para quienes tienen buenas notas es un disparate”, si bien ha considerado que aún hay tiempo para corregir la propuesta del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

El presidente de la Junta ha recordado que “la financiación de las universidades es pública para quienes tienen beca y para los que no” y, por ello, ha alertado de que, si este decreto sale adelante en los términos actuales, “podemos encontrarnos con que un alumno que obtenga un seis puede quedar excluido del sistema público por sus condiciones económicas, mientras que uno con un cinco o menos podría seguir” en el mismo sistema de tener una mejor situación económica.

José Antonio Griñán ha presidido la firma entre la Administración andaluza y los rectores de las diez universidades públicas andaluzas del Acuerdo con el Sistema Universitario Público por Andalucía, que recoge diez líneas de actuación para avanzar hacia una universidad de excelencia, accesible en igualdad de oportunidades, ligada a su entorno social y productivo y que sirva como motor de una economía y una sociedad basadas en el conocimiento.

Este Pacto, el octavo que se firma en el marco del Pacto por Andalucía, recoge actuaciones en materia de estudiantes, personal, financiación y del funcionamiento del propio sistema universitario en Andalucía. Según Griñán, la educación pública “es la base de la cohesión social” y, en concreto, la universidad “es un servicio público esencial en la transformación de un país”, por lo que “debilitarlo se traduce en menos crecimiento, menos desarrollo y menos igualdad”.

Datos del acuerdo

Respecto a la financiación, el Acuerdo persigue la sostenibilidad económica y el apoyo financiero de las universidades, de manera que la Junta de Andalucía y los rectores sientan las bases para hacer efectivos los pagos de la deuda reconocida con las universidades públicas, incluyendo transferencias urgentes para atender los compromisos pendientes con los proveedores.

De este modo, se han acordado hacer efectivas transferencias periódicas suficientes que garanticen un adecuado funcionamiento de las actividades docentes e investigadoras, además de una mayor planificación de la tesorería. Asimismo, se garantiza el cumplimento del presupuesto, que este año 2013 ha alcanzado los 1.420,5 millones de euros, siguiendo las premisas marcadas por el Modelo de Financiación Universitaria, vigente hasta el año 2014.

En materia de estudiantes, se ha acordado la puesta en marcha en marcha de ayudas que corrijan los actuales riesgos de exclusión social, con el fin de defender los principios de igualdad de oportunidades, mérito y equidad, de modo que nadie se quede fuera del sistema universitario andaluz por razones económicas. Esta medida se verá, además, respaldada por el mantenimiento de un precio público único para los estudios oficiales universitarios, que si situará en la horquilla más baja de los precios propuestos desde el Gobierno central.

Esta tendencia hacia la unidad se ve también reflejada en medidas que afectan al funcionamiento del sistema universitario, como la permanencia del Distrito Único Andaluz a efectos del acceso a la Universidad. De este modo, a raíz del Acuerdo firmado con los rectores se establece el compromiso de crear pruebas comunes, como contraposición al sistema propuesto en la nueva norma educativa del Ministerio de Educación, que permite a las universidades fijar criterios propios de selección de estudiantes.

Otro conjunto de medidas está relacionada con el capital humano, tanto docentes, investigadores, como personal de administración y servicios. Unas actuaciones que tienen como fin avanzar hacia la estabilidad y pervivencia de las plantillas, como vía esencial para garantizar la continuidad de la Universidad como bien público y para afrontar con éxito los retos de futuro. En este sentido, el documento delimita dos aspectos clave, la defensa de la carrera profesional, considerando oportunidades para el acceso, la formación y la promoción; y de la plantilla estable, considerando su renovación generacional, especialización y su planificación plurianual.

Deuda de 190 millones a la US

El rector de la Universidad de Sevilla, Antonio Ramírez de Arellano, ha manifestado en declaraciones a la Cadena Ser, que la deuda reconocida que la Junta mantiene con la US alcanza los 190 millones de euros. Sin embargo, se ha referido a la necesidad de que la Hispalense abone las dudas más urgentes comprometidas con sus proveedores y que, según ha dicho, suponen unos 70 millones de euros. Esto se traduce en un retraso en los pagos de más de siete meses, una situación que, según el rector, hay que corregir.

www.SevillaActualidad.com

Avatar

Alejandro Balbuena

Nació en Sevilla y pronto supo que lo suyo sería la comunicación. Es licenciado en Periodismo en la Universidad de Sevilla y Máster en Marketing Digital por la Universidad de Málaga. Especialista...