Las protestas de los Policías Locales en Cádiz se recrudece y este viernes, el Ayuntamiento, ha tenido que ser desalojado por el lanzamiento de botes de humo por parte de los cuerpos de seguridad. La acción se ha producido durante una protesta de sindicatos de Policía Local en el exterior del consistorio. Desde hace unas semanas, estas movilizaciones mantienen un pulso con el gobierno local por cuestiones económicas.

Sin embargo, el momento de mayor tensión se ha vivido este viernes, cuando algunos policías locales casi llegan a las manos con José Vicente Barcia, jefe de gabinete del Ayuntamiento, y Carlos Paradas, concejal de Fomento.

Lanzamiento de botes de humo

Durante las protestas, los Policías Locales de Cádiz lanzaron un bote de humo que aterrizó en el balcón de la fachada principal. Este penetró por las ventanas, al lugar en el que se estaba celebrando un pleno telemático. El humo obligó al desalojo del edificio y, por ende, la suspensión del pleno municipal.

Algunos testigos aseguran que los cuerpos de seguridad que se encontraban en la puerta del Ayuntamiento, no hicieron nada por parar aquello que estaba sucediendo.

La parlamentaria Teresa Rodríguez ha condenado estos actos a través de redes sociales. «Creo que no representan a la mayoría del cuerpo», escribía. Además, ha hecho hincapié en que no ha sido un solo bote de humo, sino tres, los que han lazado los Policías Locales. «Dos personas en urgencias, un pleno interrumpido», se lamentaba.

Asimismo, ha especificado que se trata de «botes de humos que no se compran en cualquier parte».

Pleno pospuesto

El alcalde ha manifestado que se ve en la obligación de suspender el Pleno hasta las 09:30 horas del lunes porque «no puedo poner en peligro la seguridad y la salud de los trabajadores de esta casa y de los concejales en el Ayuntamiento». Ha dicho que todas las reivindicaciones le parecen legítimas, pero «condena» esa actitud de los manifestantes en la medida que «la violencia siempre hace que se pierdan los argumentos y la razón», agregando que «un policía local tiene que serlo siempre, esté o no esté de servicio, y no puede consentir este tipo de actitudes».

Deja un comentario