Los ayuntamientos darán a conocer sus deudas con la Junta y viceversa./Sevilla Actualidad

El pleno del Parlamento de Andalucía pide por unanimidad de los tres grupos que forman la Cámara que se dé a conocer la deuda que mantienen los ayuntamientos de la Comunidad Autónoma y sus  diferentes entidades y viceversa, las deudas de la Junta de Andalucía con los consistorios.

Los tres grupos políticos (PSOE, PP e IU) que forman el Parlamento de Andalucía han aprobado en sesión plenaria una reclamación para que se sepa de manera pública las deudas mutuas que mantienen la administración territorial con los ayuntamientos y sus diferentes entidades de nuestra tierra. La Cámara, en virtud de una proposición no de ley presentada por los socialistas, ha instado también por unanimidad de los grupos a que el Ejecutivo andaluz continúe liderando ante el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas las negociaciones para arbitrar medidas que contribuyan a solventar la crítica situación financiera de los ayuntamientos, según informan agencias.

En defensa de la proposición no de Ley, el diputado socialista Enrique Javier Benítez ha dicho que se trata de una protección de los ayuntamientos frente a una “campaña política” para culpar del “malestar” que atraviesan los ayuntamientos a la Junta de Andalucía. Ha recordado además lo que considera esfuerzos del Gobierno andaluz en esta competencia,  la Ley de Autonomía Local (Laula) y de la Ley de participación en los tributos de la comunidad, Benítez apunta también a la necesidad de un acuerdo de carácter estatal para garantizar la autonomía y una adecuada financiación de las entidades locales.

Sin embargo, no todo ha sido unanimidad. Según Europa Press, el PP-A ha rechazado el tercero de los puntos de esta iniciativa, en el que se pide a la Junta que inste al Gobierno a reconsiderar el anteproyecto de Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local y a convocar la conferencia sectorial para asuntos locales para que se aborde el diálogo interinstitucional entre las administraciones autonómicas con competencia exclusiva en materia de Régimen Local, como es el caso de Andalucía.

Carolina González, diputada popular, afirma que el PSOE-A busca la “confrontación”  y que la Junta de Andalucía “debilita a los ayuntamientos”. En su opinión, ello se debe a que el Ejecutivo andaluz no soporta que el 65 por ciento de los ciudadanos estén gobernados por alcaldes del PP; además de defender la propuesta de reforma local del Gobierno de la Nación.

Por su parte, Izquierda Unida asegura mediante su diputado Juan Serrano que “la derecha da una falsa imagen de falta de corresponsabilidad” de la Administración autonómica respecto al mundo local, “aprovechando así la crisis para culpar de los problemas financieros al Ejecutivo andaluz”, señalando además que su grupo parlamentario va a ofrecer su apoyo a la proposición no de Ley presentada por el PSOE-A, pese a que la considera “muy cortita y falta de sustancia”.

www.SevillaActualidad.com