El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba nos ha brindado una de las imágenes más emotivas de la pandemia. Y es que nos ha mostrado la historia de José Antonio, un cordobés de 56 años que se ha pasado 76 días ingresado por coronavirus, 60 de esos días en la UCI.

Y es que, una de las principales razones por las que luchar contra el virus tiene nombre y apellidos, los de su nieto Adrián. Desde las redes sociales del hopsital cordobés, se difundió las imágenes del emotivo momento en el que José Antonio volvía a abrazar a su nieto Adrián.

El paciente, que tuvo que aprender a andar por culpa del coronavirus, entre otras dolencias, no pudo ocultar su emoción al abrazar a su nieto. «Pensé que no volvería a verle», llegó a declarar José Antonio

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad