Jesús Aguirre
El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre / JA

Jesús Aguirre, junto con el grupo parlamentario del PP, ha propuesto a los demás grupos una reforma de la Ley de Salud Pública. Esta daría amparo a los confinamientos de las poblaciones con alta incidencia de COVID. José Antonio Nieto, portavoz popular, ha declarado que el motivo es evitar situaciones como la de Montefrío. El cierre del municipio ha sido levantado por el TSJA porque el Alto Tribunal ha dictado que la Junta no tiene potestad de llevar a cabo estas acciones. Entienden que se trata de actuaciones que limitan los derechos fundamentales.

El objetivo es aprobar esta norma en el próximo Pleno de la Cámara, los días 26 y 27 e mayo. Se pretende que salga adelante por lectura única para que entre en vigor lo antes posible. El portavoz del PP admite que le hubiera gustado que saliera esta semana, aunque sin la aprobación de los cinco grupos no podría salir adelante. A pesar de que el PSOE ha mostrado su disposición, tiene «serias dudas» sobre algunos detalles.

Detalles de la reforma de la Ley de Salud

El Comité de Expertos deberá emitir un informe previo al confinamiento con datos epidemiológicos. Así, se podrán justificar las medidas adoptadas, las cuales no podrán durar más de 15 días. Esta reforma «exprés» de la Ley de Salud Pública de 2011 proviene de la ley orgánica de 1986 a la que se acude ahora para tomar decisiones.

Esta reforma ampara las medidas «tendentes a controlar o limitar las entradas y salidas de la zona afectada o amenazada» y añade que «se afecta al derecho de libre circulación y deambulación por vías públicas o al derecho de reunión».

Problemas de apoyo

Adelante Andalucía también ha comunicado que no vetará esta medida, aunque piensa que es una «improvisación», como el PSOE.

Sin embargo, ha sido VOX quien se ha mostrado crítico ante esta decisión. Manuel Gavira, portavoz de la formación, ha anunciado que su partido acudirá a los tribunales cada vez que Salud apruebe alguna orden que «limite los derechos fundamentales y al trabajo».

Este rechazo de los socios del Gobierno ocurre en un momento de enfriamiento de las relaciones del trío PP-Cs y Vox. Esto podría retrasar la aprobación de la reforma hasta el mes de agosto. Por su parte, PP y salud, aseguran que en las próximas semanas ocurrirán casos como el de Montefrío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *